You are here
Home > Mis viajes > Asia > Java y Borneo > LLegada a la isla de Java

LLegada a la isla de Java

Java la isla más poblada del mundo

Este año tuvimos algunos problemas hasta decidirnos a donde viajar. Primeramente habíamos decido ir a Irán, cuando lo teníamos casi todo a punto tuvimos que desistir por los problemas que se dieron en el golfo Pérsico, muy a pesar nuestro. Seguidamente comenzamos con la preparación de otro viaje a la isla de Sumatra, pero en este caso fue la erupción del volcán Sinabung, dejando una gran columna de cenizas y humo de 7 kilómetros. Al final decidimos decantarnos por Java y Borneo.

Madakaripura
Aeopuerto de Kuala Lumpur

La preparación del viaje fue bastante trabajosa, hacer encajar los vuelos y aeropuertos, con las salidas de los barcos y excursiones para aprovechar el tiempo al máximo nos quebró la cabeza, sobre todo cuando solo contábamos con 14 días. A veces me dieron ganas de cambiar de itinerario. Sabía que era poco tiempo, pero no podíamos hacer otra cosa.

Leímos muchos blogs e información y a veces nos echaba para atrás algunos comentarios que hacían sobre las mafias en los medios de transportes, casi todos coincidían en los mismo y en la forma de cómo actúan, llegándolos a denominar como verdaderas mafias.

Así, que desde un principio tuvimos muy claro ir sobre seguro, utilizamos como medio transportes, aviones, trenes y vehículos con conductor contratados con anterioridad.

Madakaripura
En el aeropuerto de Kuala Lumpur

Otro consejo que doy, es que cuando reserven hoteles o los famosos barcos klotok en Borneo, seguramente os pedirán hacer un depósito en dólares o en rupia indonesia.  Hacedlo en rupias, ya que una vez allí si habéis pagado en dólares nunca os dirán a cuanto estaba el dólar el día en que reciben el dinero, solo te dirán el resto que te queda por pagar, y cuando haces las cuentas la mayoría de las ocasiones no coincide. En algunos hoteles por pagar con visa te cobran adicionalmente el 2,5%, información que no viene cuando reservas por booking. Así,  llevar en una cartera grande con bastantes millones de rupias.

Salimos el día 15 de septiembre desde Madrid a Kuala Lumpur con las líneas aéreas Emirates, con escala en Dubai. El precio del billete de avión como lo reservamos con bastante antelación nos salió por el razonable precio de 548.- euros.

Llegamos a las 10 de la noche a Kuala Lumpur, mientras recogimos equipaje y pasamos los controles no pudimos por minutos coger el servicio de autobús que ofrecía el Hotel Sepang, que es donde pernoctaríamos.

Madakaripura
En el restaurante Sedarum Asri

Nada más salir por la puerta del aeropuerto te están ofreciendo servicios de taxi, los cuales debes pactar el precio y aclarar si te incluyen los peajes, también hay que tener en cuenta que los taxis por la noche pueden duplicar el precio. Nosotras nos dirigimos a un mostrador donde sacamos un cupón con el precio fijo para llegar a nuestro hotel.

El Hotel Sepang es un hotel muy normalito pero estaba próximo al aeropuerto, ya que a la mañana siguiente teníamos que madrugar mucho para coger el vuelo a Surabaya en Java. La habitación era amplia y no estaba mal, pero a la mañana siguiente cuando fuimos a desayunar me dio un asco tremendo cuando sobre unos bizcochos vi dos cucarachas. El traslado desde hotel nos costó 3 dólares por persona.

Los vuelos desde Kuala Lumpur- Surabaya y viceversa lo hicimos con el buscador de Skyscanner, y volamos con la Air Asia. El precio de los dos vuelos fue de 111.33 euros al cual tuvimos que añadir 43.65 euros por el equipaje de 20 kilos ya que no entraba en el precio del vuelo.

Madakaripura
Con Sukoco en el restaurante Sedaram Asri

Por la mañana había una inmensa niebla sobre el aeropuerto. Salimos a las 9 de la mañana y a las 10:45 horas nos encontrábamos en Surabaya. En el aeropuerto nos esperaba nuestro conductor el Sr. Sukoco de la empresa Bromo Ijen Rent Car, www.bromoifenrentcar.com, filial de Bromo Tour, www.bromotour.com, que nos llevaría a Cemoro Lawang para visitar el volcán Bromo.

Con esta empresa contratamos primeramente ida y vuelta Surabaya – Cemoro Lawang por el precio de 1.200.000 rupias (80 euros) y seguidamente le dijimos que nos reservase el Jeep para visitar el volcán, que nos costó 550.000 rupias (35 euros).

Así que desde ese momento comenzó nuestro tour por la isla de Java.

La distancia que teníamos que recorrer era de unos 125 km y tardaríamos unas 3:30 horas.

La isla de Java tiene una superficie de unos 132.000 km2 y una población de unos 150.000 millones  de habitantes, convirtiéndose en la isla más poblada del mundo. Así que debido a su superpoblación todo el trayecto a ambos lados de la carretera estaba lleno de casas, negocios y restaurantes, con lo cual hacer fotos de los paisajes desde el coche se hacía difícil o imposible. Nada que ver con Bali.

Madakaripura
En las cataratas Madakaripura

Hicimos una parada a mitad de camino para comer el Restaurante Sedarum Asri en Pasaruan. Tomamos unos noodles con verduras, y de bebida agua, ya que en muchos restaurantes o casi todos no sirven alcohol al ser un país musulmán. Invitamos a nuestro conductor y todo por el módico precio de 88.000 rupias ( 7 euros ).

En el restaurante había unas niñas que amablemente nos pidieron hacerse unas fotos con nosotras, les encantan fotografiarse con los turistas, pero lo que observé durante el viaje que todos son unos adictos a los selfies.

Después del almuerzo continuamos nuestro camino pero le pedimos a Sukoco  que parásemos para visitar las cataratas de Madakaripura.

Sukoco nos llevó hasta un parking (16.000 rupias = 1.05 euros) desde donde ya te dicen que tienes que llevar guía obligatoriamente, cosa que no es verdad y que realmente no hace falta. Son bastantes insistentes pero  nosotras pasamos de contratarlos, también te ofrecen chubasqueros. La zona de parking está llena de restaurantes y tiendas. Lo que sí es aconsejable es alquilar una moto con conductor por unas 10.000 rupias para llegar a la entrada de las cataratas. Realmente a nosotras el trayecto en moto nos divirtió mucho.

Madakaripura
Camino a la catarata

La entrada a las cataratas nos costó 20.000 rupias por persona (1.30 euros). Otra vez insisten en que contrates un guía, comentando que el camino es peligroso y resbaladizo, nos siguió durante un rato pegado una lapa, pero no le hicimos caso.

El camino hacia la cascada no tiene pérdida alguna, es un maravilloso paseo por un frondoso bosque rodeado de montañas junto a la orilla de un río.

Llegamos a una zona donde hay unas taquillas para dejar las cosas. Llegamos a un punto donde yo retrocedí por miedo a que mi cámara fotográfica se mojase, Herminia y Vicen continuaron. Cuando regresaron totalmente empapadas Vicen me acompaño un tramo por debajo de una catarata. El paisaje era maravilloso y se veían las otras cascadas. No llegamos hasta la poza donde puedes bañarte, además el agua está bastante fría y se nos hacía tarde.

Regresamos y unas cuantas motos estaban esperando otra vez para llevar a la gente hasta el parking donde nos esperaba nuestro conductor. Ellas tuvieron que cambiarse de ropa, se dieron un agradable baño.

Se nos hizo de noche cuando llegamos a Cemoro Lawang donde al día siguiente visitaríamos el volcán Bromo.

 

 

Top

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar