You are here
Home > Mis viajes > Asia > La India > Varanasi

Varanasi

0867.-Templo-de-la-madre-India
Templo de la madre India

Nos permitieron empezar con la excursión un poco más tarde de lo previsto, dadas las circunstancias de nuestra llegada a Varanasi, cosa que agradecimos.

Varanasi (la ciudad de la luz) está a orillas del río Ganges y es la ciudad sagrada del hinduismo con un legado religioso que se remonta a 3000 años atrás. Es la ciudad de Siva, el más importante de los 12 lugares en los que el dios se enterró y luego se proyectó hacía el cielo en un estremecedor pilar de luz.

Al primer lugar que nos llevaron fue al Bhara Mata Temple, “Templo de la madre India”, donde puedes apreciar un mapa del subcontinente indio esculpido en mármol en el suelo. Fue construido en 1918. Este lugar quiere representar la unión de todas las religiones que conviven en el país así como sus culturas. Es un lugar que desde mi punto de vista personal no cumplió las expectativas de la India, después de visitar lugares tan increíbles. Seguidamente nos llevó a una fábrica donde tejían sedas, pasando por sus talleres y luego por la tienda. Tengo que decir que los precios aquí los vi bastante más asequibles que en Jaipur.

Por la tarde fuimos en rickshaus a visitar los Ghats. Desde un punto tienes que caminar por calles llenas de tiendas, vacas y sobre todo ancianos y enfermos que quieren pasar sus últimos días en la ciudad santa. Llama la atención la gente con lepra que se acerca con una especie de vaso colgado al cuello con una cuerda pidiendo limosna, gente que duerme en la calle y no sabes si está viva o muerta, aunque a lo largo de la orilla hay residencias para albergar a los moribundos. En algunas callejuelas el olor a orines era tan fuerte que mientras caminabas mantenías la respiración o te ponías un pañuelo en la nariz. Cogimos una barca, paseamos por el río viendo como se preparaban para las ceremonias y las cremaciones, algo digno de ver sobre todo la ceremonia hacen unos Brahmanes. Los que trabajan en las cremaciones son los intocables. La calidad de la madera y el aceite que ponen siempre depende del precio que pueda pagar la familia. Siempre es el hijo mayor el que prende fuego a la pira, para ello tiene que afeitarse todo el cuerpo y vestirse de blanco, en caso de que no tuviese hijos, sería el hermano o familiar masculino más cercano el que asume esa tarea. Cuando terminamos la visita nos dirigimos a un lugar donde estaban los rickshaus, en mi vida había olido nada tan desagradable como lo de allí, el guía que se percató de la cara que estábamos poniendo (creo que blanca como el mármol) nos comentó que cerca había un mercado de pescado, pero no era el olor solo a pescado podrido se mezclaban con otras cosas como orines y a saber qué más. Aquella noche no pude cenar y eso que me he metido en muchos mercados y lugares asiáticos donde hay que estar preparados.

0872.-Brocados
Brocado de oro

A la mañana siguiente nos volvieron a llevar a los Ghats para ver amanecer. Observas sobre todo hombres como lavan la ropa en el rio, como hombres y mujeres toman su baño que los consideran purificadores de sus pecados, practican la riso terapia, yoga y continúan con sus cremaciones. Tengo que decir que el segundo hombre más rico de Varanasi es un intocable y es el que vende el fuego para las cremaciones. Hay cerca de unos 90 ghats y ocupan unos 6 km.

 

 

Top