You are here
Home > Posts tagged "Dinastía Qing"

Jianshui, una ciudad de eruditos

Volvimos a madrugar para ver amanecer en las terrazas de Duoyishu, hoy partiríamos hacia Jianshui que se encuentra a 220 km al sudeste de Kunming. Desayunamos y nos despedimos de Jacky, que había sido muy simpático y amable. Su hotel Jacky’s Guesthouse es bastante recomendable, sobre todo porque encuentras a

Estanque del Dragón Negro, Lijiang

Entre leyendas de dragones cerca de Lijiang se encuentra el Estanque del Dragón Negro, un lugar escénico donde la historia del pueblo Naxi tiene un lugar.

El Estanque del Dragón Negro, Lijiang

El Estanque del Dragón Negro fue construido en el segundo año del régimen del Emperador Qianlong de la dinastía Qing (1737), otorgándole el nombre de “Dios del Dragón de Jade”. El parque era conocido como el Templo del Rey de la Primavera de Jade, gracias a los dos nombres otorgados

Lijiang, perdida en el desenfreno consumista

El día que nos íbamos de Shangri-la amaneció con un sol espléndido y el cielo estaba de un azul intenso, pero hacía frio. Nos daba coraje por los dos días que tuvimos de lluvia. A la hora de salir del hotel City Tea Horse Ancient The Boutique Inn el dueño

Tres Pagodas del Templo Chongsheng y el pueblo Xizhou

Cuenta la leyenda que las Tres Pagodas del Templo Chongsheng se construyeron para traer buenos auspicios a la ciudad. Dàli fue un pantano habitado por crías de dragones antes de que los humanos llegasen. Como se creían que estas criaturas mitológicas desencadenaban desastres naturales se construyeron las Tres Pagodas para

China, la ciudad de Dàli

Hoy tocaba la visita a la famosa ciudad de Dàli, pero comenzamos la mañana otra vez con problemas, el agua caliente volvía a no funcionar. Girábamos los grifos a derecha e izquierda y no había forma, volví a salir a ver si encontraba a alguien y no vi a nadie

Yunnan, la montaña taoísta Weibao

No solo nos encontramos con el problema de la dureza de la cama, al levantarnos y querer tomar una ducha nos dimos cuenta que no salía agua caliente, salí a buscar a alguien del personal pero no vi a nadie, dejamos el grifo bastante tiempo abierto como nos dijeron, al

Weishan, el tiempo se detuvo en esta ciudad

Llegamos a Weishan, hacia un sol esplendido, cosa que nos alegraba después de ver como había amanecido en Kunming. Nos dirigimos directamente al hotel Wonderland Inn, una casa antigua típica china. Las habitaciones estaban alrededor de sus patios, fachadas de madera con celosías, fuentes y farolillos colgantes. El Sr. Henry

Top