You are here
Home > Mis viajes > Asia > Camboya > Siem Reap

Siem Reap

Asia, Camboya
Hotel Prince D’Angkor

Camboya fue la continuación de mi primer viaje a Laos, no hacia unas horas que me había despedido de Thippakone y de Laos, los echaba de menos.

Nos recogieron del aeropuerto el Sr. Mithona Hor, que sería nuestro guía durante nuestra estancia en Siem Reap que significa “siameses derrotados”. Nos llevó inmediatamente a ver los templos de Angkor.

Siem Reap no era más que un pequeño poblado cuando los exploradores franceses descubrieron Angkor en el siglo XIX. Fue unos de los principales atractivos de Asia hasta finales de la década de 1960. Con la guerra de los jemeres rojos Siem Reap cayó en un letargo, hasta finales de la década de 1990.

El periodo angkoriano abarca más de seiscientos años, desde el año 802 hasta 1432. En este periodo se construyeron los templos de Angkor y el imperio jemer consolidó una de las mayores potencias del  Sureste Asiático. Empezó con el reinado de Jayavarman II, el primero en unificar los reinos de Camboya. Unos de los momentos cumbres de la civilización jemer fué en el reinado de Suryavarman II y la construcción de Angkor Wat. Durante el reinado de Jayavarman VII se construyeron templos como Bayon, Ta Prohm, Banteay Kdei y Preah Khan y reconstruyó grandes complejos de templos como los de Banteay Chhmar.

En el Bayon

El sol pegaba de lleno y parecía que todas las chicharras del mundo estaban allí, era ensordecedor el ruido que hacían.

Mithona comenzó por el templo Baksei Chamkrong, situado al suroeste de la puerta sur de Angkor Thom, unos de los pocos edificios de ladrillo situados en las inmediaciones de Angkor, a principios del s. X Harshavarman I erigió cinco estatuas en este templo, dos de Siva, una de Visnú y dos de Devi. Continuamos nuestro recorrido por la entrada de la puerta sur, teniendo durante el recorrido a 54 dioses y 54 demonios. ¿Si la entrada comenzaba así, que podría encontrar dentro del recinto? Atravesamos el arco con la figura de Bodhisattva de la compasión, construido en 1181-1219 por el rey Jayavarman VII. Delante tenía el templo de Bayon.  Una colección de 54 torres decoradas con 216 rostros de Avalokiteshvara. Decorado con unos extraordinarios bajorrelieves con más de 11.000 figuras, donde está representada escenas de la vida cotidiana, soldados jemeres que desfilan hacía la batalla, una batalla naval, un circo jemer, féretros llevados de vuelta desde el campo de batalla, cazadores, etc.

Con un inglés impecable, Mithona comenzó a explicarnos todo, pero con maestría y clase se dio cuenta de que el compañero de viaje (si lo puedo llamar así) no entendía nada y por supuesto yo ya había dejado de traducir se ofreció amablemente a hacerlo en español.

Camboya, Siem Reap,
La única Aspara con dientes

Un magnifico detalle por su parte, también me sorprendió lo bien que dominaba el español.

Antes del almuerzo nos llevó a visitar la Terraza de los Elefantes y la Terraza del Rey Leproso.

Nos dejó luego en el hotel Prince D’Angkor para descansar un poco y poder continuar por la tarde con más visitas

 

 

Top