You are here
Home > Mis viajes > Asia > China > Shaxi, un pueblo de cuento

Shaxi, un pueblo de cuento

 Llegamos a Shaxi a última hora de la tarde. Nos dirigimos al Hotel Impression Shaxi Inn. La primera impresión fue bastante buena, después de haberle llamado la atención a Henry por los problemas que habíamos tenido, parecía que había surtido efecto. Era una casa típica china con su patio en el centro con un estanque bien cuidado. Nuestra habitación quedaba en la primera planta, tengo que decir que las escaleras no eran aptas para cualquiera, pero la habitación era muy acogedora con un bonito baño. Lo primero que miramos fue el colchón y comprobamos que no tenía las malditas planchas de madera y además el agua caliente funcionaba. Era como un regalo, lo único que dijimos ¡por fin una cama en condiciones!

Hotel Impression Shaxi Inn

Tardamos poco en dejar las cosas en la habitación e irnos a explorar el casco antiguo de Shaxi, el hotel estaba bien situado. Comenzamos a caminar por sus calles con adoquines, ver sus casas de adobe, tejados, farolillos y cuando llegamos a la plaza nos quedamos asombradas. Shaxi parecía el escenario de una película antigua de la época de los emperadores, es como si nos hubiésemos adentrado en el túnel del tiempo. Cuanto más caminábamos por sus calles, cuanto más explorábamos sus rincones, más nos gustaba. Sus cafés, restaurantes, tiendas, estaban en armonía con el casco antiguo, además se respiraba tranquilidad. Estuvimos viendo donde podíamos tomar un café y lo mejor fue que mi olfato me llevó a una pequeña pizzería, no nos lo podíamos creer. Teníamos dinero, esa mañana después de cuatro días pudimos cambiar, podíamos tomar café y para colmo podíamos cambiar un poco el menú. Aunque teníamos las comidas incluidas, nos daba igual, ya buscaríamos la forma de comer algo que tuviese trigo.

Calle en Shaxi

Shaxi se recorre fácilmente, su casco antiguo es pequeño. En el centro la Plaza Sideng con su emblemático teatro Sideng de dos plantas y justo enfrente el Bai Xingijao Temple que data del año  1415 de la dinastía Ming. Construido en un eje de este a oeste con sus tres patios cada uno separados por un edificio importante. El primer edificio es la sala Guanyin, el segundo es la sala del Rey (Tian Wang Dian) y al final se encuentra la sala de los Cinco Budas de Oro, conocida como sala principal (Da Xiong Bao Dian). En el 2006 fue incluido en la lista de las reliquias de la Cultura Nacional China para su protección. Es una importante representación de la diversidad cultural del Budismo tántrico, minoría étnica Bai, confucionismo y su famosa cultura comercial china. La entrada al templo cuesta 20 yuanes, unos 2.80 euros.

Shaxi se encuentra a mitad de camino entre Dàli y Lijiang, fue un mercado importante en una de las rutas del té y de los caballos que cruzaban Yunnan y llegaban a la India. De todas las ciudades que he visitado, para mí es una de las más intactas y espero que siga así.

Nada tenía que ver con Dáli, aquello era autentico y espero que continúe, a pesar del desenfreno consumista y de construcción que está viviendo China hoy en día, Shaxi queda un poco apartada al no haber autobuses directos, pero la gran autopista hacia el Shangri-La la hará mucho más accesible. Tal vez al ser pequeño su casco antiguo es donde vimos más turistas extranjeros, pero se podían contar con los dedos, el turismo nacional que hay hasta ahora es de paso a Dáli o Lijian.

Bai Xingijao Temple

Después de haber hecho un pequeño recorrido, regresamos al hotel, Henry nos esperaba para cenar. Nos llevó a unos de los tantos restaurantes que hay cerca del centro a comer arroz, carne y verdura,  como siempre la conversación con él fue nula, siempre estaba ocupado con el móvil.

Regresamos al hotel, la luz tenue hacia de Shaxi un pueblo mágico, era un pueblo de cuento.

Al llegar al hotel que parecía una casa encantada, el recepcionista nos ofreció un vaso de leche caliente antes de irnos a dormir. Todo me había parecido un sueño.

 

Top

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar