You are here
Home > Mis viajes > Asia > Laos > Recorriendo Luang Prabang

Recorriendo Luang Prabang

A pesar del cansancio acumulado nos levantamos bien temprano para ver otra vez el desfile de monjes a las seis de la mañana. Hacía bastante fresco pero no nos lo queríamos perder. Seguidamente nos fuimos a desayunar al hotel, Khamphone vendría a recogernos para hacer unas cuantas visitas.

Desfile de monjes a las 6 de la mañana
Desfile de monjes a las 6 de la mañana

Al primer lugar que nos dirigimos fue el recinto del Palacio Real que lo compone 3 edificios, el Museo Nacional de Luang Prabang, el teatro y el templo Wat Ho Pha Bang. El Palacio Real fue construido en 1904 por el Rey Sisavang Vong. Su nombre oficial es Haw Kham que significa Palacio Dorado, el estilo de este palacio es mezcla de arquitectura francesa y arquitectura tradicional laosiana, construido en ladrillo y madera de teca. Permaneció cerrado hasta 1995 después de que el partido comunista aboliese la monarquía en 1975. El templo Wat Ho Pha Bang (templo real), fue construido para albergar la estatua de Buda Phra Bang, comenzó su construcción en 1963 y se finalizó en el 2006, tiene una bonita y decorada fachada en tono verde y dorado. En el museo la mayoría de las estancias de la familia real se conservan intactas y muchos lugareños creen que sus espíritus moran en el palacio. Hay que entrar descalzos y adecuadamente vestidos, no se permite hacer fotografías ni videos, ni entrar con mochilas y bolsos grandes.

A continuación cogimos el coche (esta vez era una Van) y fuimos a unos 32 km al sur de la ciudad para visitar la catarata de Kouang Si, una amplia cascada con varios niveles que cae sobre unas formaciones rocosas formando unos estanques de agua turquesa. Hay un sendero que asciende por el bosque y se llega a un segundo nivel, donde se permite el baño, pero creo que es para valientes, el agua estaba bastante fría. Es un lugar bastante pintoresco, bonito y bien cuidado. Creo que merece la pena visitarlo.

En el Wat Ho Pha Bang
En el Wat Ho Pha Bang

Regresamos a Luang Prabang para almorzar, Khamphone había hecho la reserva en el restaurante del Hotel Las 3 Nagas, aquí nuestro guía se columpió con nosotras a lo lindo, la calidad y el servicio es bueno, pero el precio también. Laos tiene una buena gastronomía y lo que es la ciudad de Luang Prabang tiene muchísimos lugares donde comer bien y precios más razonables.

Después nos fuimos a visitar el Wat Xieng Thong, (Templo de la ciudad dorada) para mi gusto uno de los templos más bonitos de la ciudad. Construido en 1560. El rey Setthathirat ordenó la construcción del sim (salón de ordenación). Lo compone más de 20 estructuras, entre estupas, capillas, templos. Fue utilizado como templo real para las coronaciones de los reyes y como monasterio. Fue destruido y reconstruido en varias ocasiones, fue de lo poco que sobrevivió a los saqueadores chinos de la bandera negra en 1887. En el templo principal se encuentra el más valioso legado, un mosaico en forma de árbol llamado el Árbol de la Vida, que representa la leyenda de construcción del templo. En otro edificio decorado por tallas de madera en teca pintadas en color dorado que representa el libro sagrado Ramayana,  hay carruaje funerario. Este carruaje tiene una urna con los restos mortales de los últimos reyes de Laos  y en su tiempo, recorrió las calles de Luang Prabang con dichos restos mortales. La capilla rosa, otro edificio donde hay una estatua de bronce de Buda reclinado que data de la época de la construcción del templo, el mosaico de la pared exterior relata las hazañas de Siaw Sawat (héroe de una célebre novela laosiana).

Kouang Si
Kouang Si

La última visita fue a la colina Phu Si, desde donde se tiene unas espectaculares vistas de Luang Prabang. Es aconsejable subir antes de que empiece a atardecer para ver la puesta de sol, está bastante concurrido de turistas y se hace complicado tomar fotos. A medida que vas subiendo te encuentras con templos y santuarios, como el santuario rupestre llamado Wat Thum Phu Si, donde en medio de la cueva destaca una imagen de un Buda gordo (Pha Kasai), o el Wat Pa Huak, Wat Pha Phutthabaht y That Chomsi. Merece la pena visitarlo, desde la colina te haces realmente una idea de cómo es Luang Prabang. Para mí, una joya de casas coloniales y típicas laosianas difuminadas en la selva.

Cenamos los tres y tocaba retirada pronto, teníamos que hacer el equipaje, al día siguiente volábamos a Pakse, que se encuentra al sur de Laos.

Museo Nacional de Luang Prabang
Museo Nacional de Luang Prabang
Top

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar