You are here
Home > Mis viajes > Asia > Myanmar > Recorriendo el Valle de Bagan

Recorriendo el Valle de Bagan

123-En-Ta-Yoke-Pyay
En el Valle de Bagan

Me levanté con un hambre atroz, eso de cenar solo arroz blanco y beber cerveza no era lo mío. Nos encontramos en los jardines del hotel para desayunar en una armonía extraordinaria, pues la noche anterior no comimos pero reímos todo lo que había que reír, Antonio el marido de Rosario estuvo sembrado como decimos en Andalucía.

Continuamos el recorrido, nos llevaron al pueblo de Min Nan Thu que se encuentra en el valle, nos recibieron en una casa para mostrarnos sus formas y costumbres de vida, construida de ratán, la casa solo tenía una habitación grande con techos muy altos, allí se cocinaba, dormía y comía. Nos invitaron a un té y mientras nos lo tomábamos un ratón se paseaba por las vigas alegremente. Condiciones de vida muy dura pero te reciben con una amabilidad encantadora y como no, la sonrisa no puede faltar. De allí fuimos a un estanque donde ellos se abastecían de agua, las mujeres son las que suelen ir a por ella, en un palo de madera cuelgan en ambos lados un cubo para hacer balanza. Lo que si era una pena ver el estado del agua.

Continuamos con Tayoke Pyay, construido por el rey Narathihapate (1256-1287), su nombre significa “el rey que huyó del ejercito de China”. Entramos al nivel superior para tener una perspectiva de día del valle.

El templo budista Dhammayangyi construido durante el reinado de Narathu (1167-1170) es el templo más grande del valle, Narathu asesinó a su padre Alaungsithu y su hermano mayor, aunque crónicas dicen que fue asesinado por los invasores cingaleses. Este templo está tapiado por razones desconocidas.

En Myanmar la entrada a los templos se hace totalmente descalzos, no te permiten que te pongas tampoco calcetines como en otros países, y da igual el estado del suelo.

Llegó la hora de almuerzo que fue en un restaurante dentro de nuestro itinerario, claro está que era más bien para turistas y las cervezas eran bastante caras para el nivel de vida del país, pagábamos de 3 a 3,50 dólares, sin embargo el ron (medida inglesa) costaba 0,40 céntimos de euro.

109-Desayuno-en-el-H.Bagan-10.11.06
En el Hotel Bagan

Cerca estaba el museo Arqueológico el cual visitamos, no es que tuviésemos muchas ganas porque entre la comida y el calor que hacía nos había dejado caos, pero viene bien visitarlo para entender un poco mejor la historia de Myanmar. Tiene tanto réplicas como objetos auténticos de los templos de Bagan, el problemilla que tuvimos es que muchas de las inscripciones estaban en su lengua.

Por último dimos un paseo en barco al atardecer por el rio Ayeyarwadi,  después de un día largo y muy caluroso aquello era lo mejor que nos podían haber ofrecido. Cantidad de templos a la orilla del río, el sol iba poniéndose, el color que iba adquiriendo la tarde era tan dorado como sus cúpulas.

 

Top