You are here
Home > Mis viajes > Asia > La India > Mumbai II, La India

Mumbai II, La India

La India, Mumbai
Amanecer en Mumbai

El tercer día en Mumbai nos levantamos temprano para ver amanecer desde la Puerta de la India, no nos decepcionó, el sol fue apareciendo poco a poco de un dorado extraordinario. Lleno de barcos faenando, los que se dedican a las excursiones de turistas y entre medias barquitas pequeñas de pescadores. Estuvimos un buen rato, luego nos fuimos a desayunar porque esa mañana venía una guía a recogernos.

La Puerta de la India, seguramente el monumentos más emblemático de Mumbai, lugar por donde salieron las tropas británicas tras la independencia del país en 1947. Se construyó en 1911 en conmemoración de la visita del rey Jorge V y la reina María de Inglaterra. La construcción finalizó en 1924, construido con basalto de color miel y por el arquitecto George Wittet.

Paramos para ver la Universidad de Mumbai, diseñada por Gilbert Scott, con su torre de 80 metros “La torre del reloj Rajabal”, una belleza, la cual no pudimos visitarla por dentro.

Continuamos hacía la estación Chhatrapati Shivaji (Estación Victoria), un impresionante edificio de arquitectura gótica victoriana de la India. Terminó de construirse en 1888 por William Stevens y recibió su nombre en conmemoración del 50 aniversario de la coronación de la  reina Victoria de Inglaterra. Declarada Patrimonio de la Humanidad en el 2004.

La lavandería de Mumbai

Cerca de la estación se encuentra otro bello edificio gótico, el edificio de la Corporación Municipal de Mumbai, se finalizó en 1893 por F.W. Stevens. Delante de este edificio hay una estatua de bronce de Sir Pherozshah Mehta, líder político, destacado abogado, comisario municipal de Mumbai y elegido Presidente del Congreso Nacional Indio en 1890.

Seguimos la ruta y esto fue una de las cosas que más me impresionó de Mumbai, “Dhobi Ghat”, la lavandería. Unos de los sindicatos más fuertes, trabajan unos 10.000 operarios y solo hombres, todo es lavado a mano. Veía como levantaban los trapos y los golpeaban en las pilas de lavar. Pilas llenas de agua donde algunos niños aprovechaban para jugar o algunos para ducharse. Las fotos las tuve que hacer desde el puente, me hubiese encantado entrar y hacerlas, pero está prohibido o eso es lo que nos dijo la guía. Cientos y cientos de sabanas colgaban al sol de un blanco inmaculado.  Aquello era para mí una de las duras realidades de la  vida de ese país.

Fuimos luego al museo Mani Bhavan, la que fue casa de Mahatma Gandhi entre 1917 y 1934, cerca de Maidan Kranti y en el tranquilo barrio de Gamdewi. La casa consta de dos pisos, en ella nació el movimiento que hizo cambiar la historia de la India. Tiene una biblioteca con cerca de 50.000 libros y publicaciones, exposición de pequeñas figuras que representan acontecimientos importantes de la vida de Gandhi, galería de fotografías y la habitación donde él dormía, con una decoración austera. Merece la pena visitarlo.

En el extremo sur de Colaba está la iglesia de San Juan el Evangelista, (Afghan Memorial Church), construida entre 1847 y 1858 de estilo neogótico y un imponente pórtico delantero de basalto negro pulido. Se construyó en memoria de los soldados que murieron en la primera guerra afgana 1843.

La India, Mumbai
Casa de Gandhi

El día de visita lo finalizamos en los Hanging Gardens (Jardines Colgantes), su nombre se debe porque están sobre unos depósitos que suministran agua a la ciudad de Mumbai. Se encuentran en Malabar Hill, zona donde vive la clase alta. Fueron construidos en 1881.

Mukund y yo salimos a tomar unas cervezas por la noche y despedirnos. A la mañana siguiente volábamos a Aurangabad en el estado de Maharashtra.

 

 

Top