You are here
Home > Mis viajes > Asia > Myanmar > Llegada a Myanmar

Llegada a Myanmar

004-Piscina-del-Hotel
Hotel Nikko

Myanmar fue mi segundo viaje a Asia, elegí este país tal vez por el hermetismo al que estaba sometido. Iba sola, ninguno de mis amigos les apetecía venir, así que fue un viaje organizado, también me informé que no les gustaba los viajeros que iban a su libre albedrio.

Volé con la línea aérea Thai Airways, salí desde Madrid y se hizo parada técnica en Roma, tuvimos que descender del avión llevándonos nuestro equipaje de mano. Así que tuvimos que pasar otra vez controles, cuando regresamos al avión las azafatas comunican que un pasajero se había dejado el equipaje de mano en el avión y que por favor se identificase, lo volvían a repetir una y otra vez y el pasajero no lo hacía, eso significaba que el avión no despegaría y que si el dichoso señor no se presentaba perdería la conexión en Bangkok (medidas de seguridad). Lo único que sé es que una señora un poco alterada cogió el micrófono de la azafata y dijo unas buenas palabras y subidas de tono, acto seguido apareció el misterioso pasajero. Pude respirar.

Cuando llegamos a Bangkok tuvimos que correr como locos para poder enlazar con otro avión de la Thai que nos llevaría a Yangon, pero lo conseguimos.

Una vez en el aeropuerto de Yangon pasamos los controles del visado, recogimos nuestros equipajes y pude ver que éramos en total un grupo de siete personas, tres matrimonios y yo. Nuestro guía nos estaba esperando con el cartel de Nobeltour (mayorista que hace unos años cerró por la crisis).

Inmediatamente nos llevó al Hotel Nikko para dejar el equipaje y continuar sobre la marcha con un recorrido de la ciudad. La categoría del hotel era de cuatro estrellas y estaba bastante bien, lo único que me llamó mucho la atención fue que en recepción había un cartel colgado en la pared que ponía “les informamos que las llamadas al extranjero serán escuchadas”. Tenía claro que no iba a llamar a nadie pero la dictadura militar se hacía notar.

Nos pusimos en marcha y lo primero que visitamos fue La Barcaza Real (Karaweik) en la parte oriental del lago Kandawgyi (también conocido como lago real), una reproducción en hormigón armado de una barcaza, donde  por las noches celebran espectáculos de danza tradicional.

003-Hotel-Nikko
Hotel Nikko

Continuamos con la visita del gigantesco Buda reclinado de unos 66 metros de largo, Chaukhtatgyi Paya, casi tan grande como el de Bago, está alojado en una nave con el techo de metal. Si hacía calor, no quiero decir lo que hacía allí dentro, recuerdo que había un policía o militar sentado en una silla de plástico durmiendo, cuando quise hacerle una foto el guía me dijo que por favor no la hiciera, estaba prohibido hacerles fotos tanto a militares, policías, estaciones de trenes, aeropuertos, ect. La originaria estatua de Buda se construyó en 1907 pero fue demolida en 1957 por su avanzado estado de deterioro, esta nueva obra se finalizó en 1966.

Seguidamente nos llevó al mercado de Bogyoke Aung Sang, conocido también como Scott Market donde puedes dedicarle más de medio día, cuenta con más de 1200 tiendas, con gran variedad de recuerdos, marionetas, camisetas y piedras preciosas.

Todavía teníamos día por delante y el cansancio del viaje lo íbamos notando.

Top

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar