You are here
Home > Mis viajes > Asia > Myanmar > Lago Inle, Leg rowers.

Lago Inle, Leg rowers.

485-Los-mosquitos-nos-comian
En Nyaungshwe

Terminadas las visitas programadas ese día y luego nos dimos un paseo tranquilamente por el lago. Todo era paz, era maravilloso ver tantas cometas surcar los cielos dirigidas por niños desde sus casas palafitos, mientras tanto sus padres se afanaban en las redes de pescar, todos saludaban y sonreían. Nos dirigíamos hacia el embarcadero cuando en mitad del lago aparecieron los Leg rowers, pescadores que se colocan en la popa aguantándose con una pierna y con la otra rodean el remo con el que se desplazan, lo hacen para dar descanso a los brazos en sus largas travesías. Hoy en día es una atracción turística. No sé, pero el Lago Inle tenía magia. El cielo se fue cubriendo de nubes negras amenazando a lluvia torrencial, daba miedo, pensé que si comenzaba a llover de allí no saldríamos porque la barca en la que estábamos yo no la veía muy segura como para soportar un diluvio. Tuvimos suerte y no cayó ni gota, pero nos ofreció un paisaje inolvidable.

Llegamos al hotel y cenamos, pero nos faltó tiempo para irnos luego a dar una vuelta por el pueblo de Lago Inley tomarnos unas copas. Entramos en un bar donde no había ni un turista, la gente que había nos miraba extrañados, nos sentamos y pedimos ron, cerveza, agua etc. Yo me miraba los pantalones de color claro y parecía que estaban sucios, todo era puntos negros, es decir, que de vez en cuando me sacudía los mosquitos que se me pegaban, cuando no nos saltaba un grillo o algo a la mesa. Se nos acercó un lugareño y se puso a conversar con nosotros y contar chistes en ingles, al final se sentó con nosotros y lo invitamos a un whisky, nos escribió nuestros nombres en su lengua pao. Sobre las 9:30 nos encendieron una vela que teníamos en la mesa, yo pensé que qué detalle tan bonito, pues no era ningún detalle, a esa hora cortaban la luz en todo el pueblo y se queríamos seguir bebiendo había que hacerlo a la luz de la vela. Al final nos tomamos 2 rondas y cuando pagamos nos quedamos sorprendidos por el precio, todo nos costó 4,80 euros, cuando una cerveza a la hora de comer era de 3 a 3,50 dólares. Fui inolvidable, Antonio estuvo como siempre y reímos hasta la saciedad.

Tuvimos que hacer uso de linternas para volver al hotel y este tampoco había luz.

Al día siguiente como siempre me levanté muy temprano, desayuné y me fui a dar una vuelta cuando me encontré con Kyaw Minn, me propuso irme al mercado con él, yo encantada porque disfruto los mercados como un niño pequeño con un juguete nuevo. Pescados, carnes, frutas, flores todo ello era un sinfín de olores y colores, Kyaw Minn iba a tomar su desayuno allí, me dio 20 minutos de tiempo. Volvimos al hotel para irnos otra vez a recorrer el Lago Inle.

Mientras recorríamos el lago la humedad y el frio se apoderó de nosotros pero Antonio tenía todavía un poco de whisky y nos lo bebimos bien temprano para entrar en calor.

504-Budas
Phaung Daw OO Paya

Visitamos la Phuang Daw OO Paya que se encuentra en Ywama, lugar más sagrado de toda la zona sur del Estado Shan. En el centro del edificio hay cinco imágenes de Buda de las cuales solo cuatro se transportan en una barcaza real por el lago durante la importante fiesta de Phaung Daw Oo. Estas imágenes han perdido su forma original, se han cubierto de pan de oro y parecen bolas. Se cree que las imágenes de Buda fueron llevadas por el rey Alaungsithu. Solo a los hombres se le está permitido poner el pan de oro.

 

Top