You are here
Home > Mis viajes > Asia > La India > La India 2017 > La carretera del infierno, Himachal Pradesh

La carretera del infierno, Himachal Pradesh

Paso de Rohtang

Una carretera infernal

La carretera hacia Lahaul y el Valle de Spiti es llamada por los mismos habitantes de Manali como la carretera del infierno y de ello puedo dar fe yo. En mi vida había recorrido un trayecto como ese.

El día anterior estuvimos ultimando con la agencia de viajes que había en el hotel nuestro siguiente destino y precios. Queríamos ir a valle Spiti, la duda era si dirigirnos directamente a Keylong o a Kaza. Al final decidimos llegar hasta Kaza y el precio del vehículo sería 9000 rupias unos 120 euros.

Paso de Rohtang
Sentados tranquilos en la calle

A la mañana siguiente después del desayuno, el conductor nos estaba esperando en el hotel, cuando yo vi el coche me quedé un poco pasmada, me parecía una caja de cerillas para un trayecto no largo en kilómetros pero si en horas.

Cuando estábamos atravesando la ciudad de Manali a Mayank se le ocurrió decir al conductor “bueno dirección a Kaza”, este se rodea y nos dice que él había sido contratado para llevarnos a Keylong. Nos comentó que con su coche el no  podía ir a Kaza por la carretera. Mayank llamó a la agencia y entre unos y otros al final la chica que nos atendió creyó que queríamos ir a Keylong y no a Kaza. Que intentaría buscarnos otro vehículo y solucionar el problema.

Paso de Rohtang
En el Vyas Temple o Maharishi Vedvyas Temple

No hizo falta, el conductor mismo nos buscó un señor que nos llevaría, el precio era de 11.800 rupias pero Mayank consiguió dejarlo en 11.000 unos 150 euros. Así que nos llevó a un aparcamiento y cambiamos las maletas de vehículo. Cuando yo vi nuestro nuevo coche, dije que gustosamente pagaba 30 euros demás, por lo nuevo que estaba y amplio que era, y Kaza quieras o no estaba un poco más lejos.

Nuestro nuevo conductor se llamaba Satish Walia, y él fue quien se ocupó de ir a la comisaría de policía para pedir los permisos para poder acceder a esa zona. Desde el año 2016, para poder controlar la polución solo se permite pasar 800 vehículos de gasolina y 400 de diesel. El permiso solo se puede pedir como mucho con 2 días antes de la salida, así, que no es posible reservarlo con antelación. Los martes el paso está cerrado por mantenimiento de la carretera. Es la carretera que conecta el Valle de Kullu con Lahaul, Valle de Spiti y Keilong con Leh en Ladakh.  Aquí pongo su email por si alguien quiere contactarlo; vikas.walia210@gmail.com, como he dicho es un gran conductor.

Tuvimos una hora de retraso pero al final nos pusimos en marcha.

Comenzamos el ascenso por una carretera llena de curvas donde los paisajes escénicos de montañas de exuberante de vegetación, pequeñas poblaciones, gente sentadas tranquilamente cerca de la carretera se sucedían como si de una película se tratase.

Paso de Rohtang
Manhi, camino a Rohtang Pass

La primera parada para desayunar la hicimos en Manhi. Nos sentamos fuera para tomar el sol en unos de los muchos bares que hay, corría un poco el viento fresco de las montañas y se agradecía el calor del sol. Me tomé un té y un sándwich de queso, no me quise arriesgar a tomar algo más contundente porque realmente no sabía ni me imaginaba lo que todavía nos esperaba. Casi todo el mundo hace una parada en ese lugar y aprovecha para hacer unas fotos de una stupa y del paisaje.

Continuamos hacia el Paso de Rohtang que está a unos 53 km de Manali y a 3.978 metros de altitud. Rohtang significa “pila de cadáveres” o “montón de cadáveres”, su nombre es debido a la cantidad de gente que ha perdido la vida en esta carretera. Es un paso de alta montaña ubicado en la cordillera oriental del Pir Panjal del Himalaya.

Paso de Rohtang
Mayank en el Rohtang Pass

Esta carretera está abierta desde mayo a octubre. Los atascos son horrorosos debido a la gran cantidad de vehículos militares, camiones, autobuses y turistas.

Hicimos otra pequeña parada para ver un templo totalmente atípico, tenia forma de un iglú y dentro un pequeño manantial. Es el Templo de Vyas o Maharishi Vedvyas Temple. Se dice que el santo Vyas meditó durante 12 años en ese lugar y por ese motivo fue bendecido por Dios y empezó a emanar agua allí, dando origen al río Vyas. El viento que soplaba y el frío que hacía hizo que la visita fuese más bien corta.

Continuamos nuestra ruta, al cabo de un rato tuvimos que parar, una infinidad de coches y camiones estaban parados, Satish se bajó para informase y cuando regresó nos dice que un vehículo de un convoy militar se ha despeñado pero que afortunadamente no ha pasado nada. Estuvimos unos 20 minutos esperando.

Paso de Rohtang
Convoy militar en el Rohtang Pass

A partir de aquí fue cuando me di cuenta en qué clase de carretera estaba metida. El asfalto creo que no llegué a verlo, aquello era un camino lleno de baches, ríos que atravesaba la supuesta carretera, charcos como piscinas de grandes, piedras de los derrumbamientos, hasta hoy en día no había visto una carretera como aquella. Miraba los terraplenes y no sabía si bajarme e irme andando.

Si tuviese que puntuar a nuestro conductor le daría una nota de sobresaliente, es una carretera solo apta para expertos conductores (y yo que quería alquilar un coche) y el era fantástico. Por mucho cuidado que tuviese a veces alguna que otra piedra rozaba la parte baja del coche, y qué decir de los vaivenes del coche o de nuestros cuerpos, pensé que cuando llegase a Kaza tendrían que recolocarme todos los huesos en su sitio.

Paso de Rohtang
Thali, comida en Chatru

Llegó la hora del almuerzo y paramos en un lugar llamado Chatru, donde algunos lugareños habían montado como carpas a modo de restaurante, también había tiendas de campañas de algunos excursionistas. Mayank comió thali, yo solo me atreví con una tortilla francesa, no quería que el estómago me jugase una mala pasada.

El paisaje había cambiado completamente, era desértico pero lleno de una descomunal belleza. Ríos a los largo de las laderas de las montañas, puentes construidos de hierro que los atravesaba, picos nevados, algún que otro glaciar se dejaba ver y sobre todo las diferentes tonalidades que tenían las montañas.

La carretera nos dio un respiro, aunque no estuviese asfaltada el camino de chinos que teníamos ahora era lo suficientemente buena que nos parecía una autopista.

Paso de Rohtang
Kunzum Mata, en el Paso de Kunzum

Comenzamos a ascender un camino, no se veía nada alrededor, durante kilómetros y kilómetros no se vio un alma, algún animal, tenía la sensación como de habernos perdidos en alguna parte del Himalaya. ¡Pero no! Estábamos en el Kunzum Pass. Un paso de montaña a 4.590 m de altitud y a unos 122 km de Manali, es uno de los pasos de montaña más altos de la India y desde el cual se puede divisar el Bara-Sigri el segundo glaciar más largo del mundo. Pero lo que más me impactó fue aquel templo budista perdido en la nada, el “Kunzum Mata”, dedicado a la diosa Durga.

Nos dirigimos al templo, las banderas de oración emitían su propia canción al ser agitadas por el fuerte viento, además complicado hacer fotos por la fuerza que tenía. Para entrar al recinto tuvimos que descalzarnos cosa que no me gustó mucho sobre todo por el frio. Algún que otro motorista llegaba al templo, esa ruta se ha puesto de moda para los motoristas. Cerca del templo hay un cartel donde aparece la fotografía del leopardo de las nieves, por lo visto este escurridizo animal habita en esta zona.

Continuamos nuestra ruta hasta llegar a Losar, el primer pueblo en el valle de Spiti. Aquí fue el primer control que tuvimos de pasaporte y permiso de entrada. También te informa que para entrar a algunas zonas restringidas tienes que pedir otros permisos especiales en Kaza.  Estaba cayendo la tarde y el frío se estaba dejando notar. Al pasar el control paramos para tomarnos un té bien caliente. Mayank se compró un gorro que no dudé en ponérmelo.

Paso de Rohtang
Accidente camino a Kaza

No quisimos demorarnos y nos pusimos en camino otra vez, se nos iba a echar no noche encima. Al salir de Lossar nos encontramos con un accidente en aquella solitaria carretera, creo que el coche se le fue y chocó con una piedra. Esperamos un corto tiempo y seguimos hacia Kaza.

Efectivamente cuando llegamos ya era de noche. Yo llevaba unos cuantos hoteles apuntados en mi libreta, pero de todos los que me podía haber gustado no tenían ni una habitación libre.

Así que nos pusimos a buscar hoteles. Como siempre Mayank era el que entraba miraba y preguntaba. Lo hizo en unos cuantos hoteles, pero cuando le veía con la cara que salía me imaginaba que aquello era un poco o muy cutre. Iba a resultar complicado en aquel pueblo encontrar algo medio en condiciones.

Al final nos quedamos en el Hotel Delek, según él era el mejor que había visto. No era para tirar cohetes, aceptable, lo que más llamó mi atención era la manta con la bandera americana que tenía para cubrir la cama y no había sábana para taparte. La habitación era grande y un poco fría.

La cena la tomamos en el hotel. No teníamos fuerzas para movernos, éramos unos sacos de huesos que tenían que reconstruirse como un puzle.

Paso de Rohtang
Para nada de 4 horas 20 mint.

Por si alguien mira en el mapa la distancia que hay entre Manali y Kaza es de 202 km, cosa muy cierta, pero lo que más risa me causa es el tiempo de 4 horas y veinte minutos aproximadamente que pone que se tarda en llegar en coche, advierto que pueden ser unas diez horas.

 

 

 

Top

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar