You are here
Home > Mis viajes > Asia > Bhután > La capital, Thimphu

La capital, Thimphu

Kuensel Phodrang
Buddha Viewpoint

Amaneció totalmente nublado, creía que llovería bastante. Me hubiese encantado irme andando a la ciudad pero Dawa me lo desaconsejó por el peligro de ser atacada por los perros. Hay bandadas de perros por todos los sitios, en la ciudad es difícil que te ataquen pero por los caminos, campos es probable y más si vas sola, me comentó que el fue una vez mordido. Si aconsejo para los que tienen el sueño un poco ligero se lleven tapones para los oídos, porque se pasan toda la noche ladrando. Así que esperé a que me recogiese y comenzáramos a visitar lugares.

El primer lugar al que nos dirigimos fue al Kuensel Phodrang (Buddha Viewpoint), una estatua enorme de Buda de 51.50 metros  en lo alto de una colina y con unas vistas maravillosas hacia la capital, Thimphu. La estatua es de bronce y dorada en oro, alberga en su interior 125.000 estatuas pequeñas de Buda. El costo de la estatua de Buda es de 47 millones de dólares, financiado por China y el de la obra total 100 millones. En la sala de meditación que no pude entrar al no estar acabada se escribirán los nombres de los patrocinadores. Es un Buda Shakyamuni. Se construyó  para conmemorar los 100 años de la monarquía de Bhutan. En el siglo XX un famoso yogui Sonam Zangpo dijo que se construiría para traer la paz y felicidad en el mundo entero.

Quise volver al National Memorial Chorten, construido en 1974 por Thinley Norbu según el Nyingma (tradición del budismo tibetano) en honor al tercer Druk Gyalpo Jigme Dorji Wangchuck. No recoge restos humanos solo la foto del Druk Gyalpo. Jigme Dorji quería construir un chorten para representar la mente de

National Memorial Chorten
National Memorial Chorten

Buda. La planta superior está dedicada a la enseñanza del Lama Gongdu. Me encontré el National Chorten a rebozar de gente, muchos caminando en sentido de las agujas del reloj alrededor del monumento, otros sentados haciendo girar las grandes ruedas de oración, otros descansando a la sombra, algunos se tumbaban en el suelo boca abajo rezando. Había como una especie de carpas montadas en el césped donde mayores se resguardaban del sol para rezar y en otra los monjes recogían los donativos que la gente hacía dándote un recibo por la cantidad entregada. Pero lo simpático era ver a un niño de unos 2 años vestido con el traje típico del país (Gho) jugando con las palomas. De regreso, casi al final de mi viaje volvería a visitarlo. Disfruto de este lugar porque puedes ver la devoción de la gente desde la mañana bien temprano hasta la noche, se respira tranquilidad y además creo que para los ancianos es un punto de encuentro y mantener charlas con sus amigos.

Después conseguí dar una vuelta por la ciudad sola mientras Dawa me cambiaba dinero en el banco y hacía unas compras para el viaje. La moneda del país se llama Ngultrum (1 euro=71 ngultrum).  En la Plaza de la Torre del Reloj estaban preparando el escenario y asientos para los festivales de máscaras de Thimphu. Seguí caminado tranquilamente y me dirigí a una rotonda donde un policía dirige el tráfico, es digno de ver los movimientos que hace con los brazos, parece más una danza o ritual. En la capital no hay semáforos.

Volví donde Dawa me esperaba con el coche y quise volver a visitar la reserva del Takin, elegido animal nacional de Bhutan por su fuerte asociación con la religión del país, historia y mitología, (hay una leyenda que más adelante la contaré), tiene una mezcla entre bisonte y ñu. En verano suelen emigrar a los altos prados a más de 3700 m de altitud. Es un animal extraño y nada bonito, pero tuve que volver a visitarlo.

El almuerzo lo hice en Cousin Restaurant Cum Bar, en el centro de la ciudad y

Cousin Restaurant Cum Bar
Cousin Restaurant Cum Bar

en una tercera plata. Es de los restaurantes que trabajan con las agencias de viajes, comida bufe pero bastante buena.

Top