You are here
Home > Mis viajes > Asia > China > Jianshui, una ciudad de eruditos

Jianshui, una ciudad de eruditos

Volvimos a madrugar para ver amanecer en las terrazas de Duoyishu, hoy partiríamos hacia Jianshui que se encuentra a 220 km al sudeste de Kunming. Desayunamos y nos despedimos de Jacky, que había sido muy simpático y amable. Su hotel Jacky’s Guesthouse es bastante recomendable, sobre todo porque encuentras a una persona que habla inglés y además dispuesto a darte toda la información que necesitas. Las dos mujeres que trabajaban en el hotel volvieron a cargar con nuestras maletas.

Hotel Renmanlou Inn

Sobre el mediodía estábamos en la antigua ciudad de Jianshui. Lo primero que hicimos fue dirigirnos al hotel Renmanlou Inn. Tanto Carmen como yo al ver que a Henry le costaba trabajo encontrarlo y que cada vez nos metíamos por calles más estrechas pensábamos qué clase de  hotel nos había reservado esta vez.  Fue una grata sorpresa pues era una casa patio antigua que había sido restaurada y llevaba solo un año abierta, las habitaciones un poco pequeñas pero realmente era un hotel con encanto. Este establecimiento no ofrece desayunos ni comidas.

A continuación caminamos un poco por la antigua ciudad para ir a almorzar. En referencia a la forma o costumbre que tienen los chinos a la hora de comer hay que decir que ellos se ponen en cuenco debajo de la barbilla y se empujan con los palillos, no como nosotras que intentábamos coger la comida con los palillos, ellos no comen si no que engullen, la velocidad que tienen comiendo es increíble, mientras ellos se comían cuatro cuencos con arroz con su correspondiente verdura o carne a nosotras nos daba tiempo a comer dos cuencos.

Flores con verduras

La cocina de esta zona es famosa en Yunnan y fue la única vez que conseguimos comer tres cuencos, tanto los tallos de loto, como unas flores, carne con tomate, todo estaba delicioso.

La ciudad de Jianshui fue centro de estudios confucianos durante unos 800 años y hoy en día tienen el tercer templo de Confucio más grande de China, con diez hectáreas y fue construido en 1285. La historia de esta ciudad se remonta al estado de Nanzhao (738-937) llamándose Huili que en lengua Yi significa “gran mar”. Durante la dinastía Ming su nombre fue cambiado a Lin’an Fu, pero bajo el emperador Qianlong de la dinastía Qing (1644-1911) fue llamada Jianshui que significa “agua establecida” y se convirtió en la ciudad donde eruditos llegaron a pasar los exámenes imperiales a nivel provincial. Muchos de los edificios antiguos que se conservan son de la época de las dinastías Ming y Qing, y se puede observar sus puertas de madera tallada y la parte superior con pinturas en miniaturas y caracteres chinos aunque hoy en día está adoptando un parecido a las ciudades de Dali y Lijiang. Otro de sus edificios emblemáticos son Los Jardines de la familia Zhu”, construido durante la dinastía Qing una finca de 5000 m2 con un laberinto de patios. La Torre de Chaoyang que significa “torre que hace frente al sol”, situada en medio de una rotonda marca el límite de la ciudad nueva con la ciudad antigua. Construida como puerta oriental durante la dinastía Ming y es la única que se mantiene, las otras tres se derrumbaron debido a los fuegos de la guerra y las inclemencias del tiempo, tiene 24,5 metros de altura, 12,31 de largo y 26,8  de ancho. Se puede acceder a la torre desde la cual tendrán vistas sobre la ciudad.

Fachada típica en Jianshui

Esta zona es hogar de varias minorías étnicas como la Hani, Yi, Dai, Hui y Miao.

Cogimos el coche para visitar el Puente doble del Dragón a unos 5 km al oeste de Jianshui en la confluencia del río Lushui y del río Tacun. Fue construido por el emperador Qianlong (1711-1799) y en los años del emperador Guangxu (1871-1908) fue reconstruido añadiéndole 14 ojos más, teniendo un total de 17. Mide 153 m de largo y 3 m de ancho. El edificio que hay en medio del puente es llamado el “Gran View Pavillon de Yunnan del Sur”. Una maravilla de arquitectura.

Posteriormente nos dirigimos al pueblo de Tuan Shan al cual le dedicaré un capitulo solo para él.

Cuando terminamos la visita a ese fantástico pueblo y regresamos a Jianshui, Carmen y yo nos fuimos a pasear por sus calles y beber una cerveza, nos apetecía mucho, también nos dedicamos a

Restaurante de la Familia Yang

buscar un local para el día siguiente poder desayunar con un café.

La cena los hicimos en el restaurante de la Familia Yang, situado en el casco antiguo y bastante famoso, fue el único lugar donde vimos algunos turistas. Henry pidió pollo, verduras y un plato con huevos que parecía un puding, y no tuvo que ser barato porque nuestro guía repasó varias veces la cuenta.

Nos levantamos temprano y nos encontramos que en medio de la calle donde estaba ubicado nuestro hotel por la mañana se dedicaban a matar gallinas. Un espectáculo muy agradable antes de desayunar.

Nos pusimos en marcha para ir a uno de los locales que habíamos visto la tarde anterior que servían café, estuvimos dos horas dando vueltas y más vueltas, todos los locales que habíamos visto abrían a partir de las 10:30 o 11:00 horas. En una pastelería le pregunté a una chica en ingles por algún lugar para tomar café, me contestó en chino, le volví a decir “please coffee”, y con cara de acritud me volvió a hablar en chino. No me lo podía creer, dos horas caminando y nos quedamos sin café, pero lo peor era que tampoco conseguimos tomarnos un té. El bizcocho que habíamos comprado la noche anterior nos lo tuvimos que tomar con agua.

Pollo en el Restaurante de la Familia Yang

Henry vino a recogernos y el dueño del hotel, un señor mayor y muy agradable nos invitó a tomar té en el patio de la casa. Fue todo un detalle y se lo agradecimos en el alma, además intentaba comunicarse con nosotras más que nuestro guía.

Jianshui se merece una visita más larga de la que nosotras hicimos, nos faltó tiempo, pero también fue una pena que nuestro guía no nos explicase absolutamente nada. Ya estábamos acostumbradas pero nos fastidiaba.

 

 

Top

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar