You are here
Home > Mis viajes > Asia > La India > Hampi II, Karnataka, La India

Hampi II, Karnataka, La India

La India, Karnataka, Hampi, Hospet
Rio Thungbhadra

Me levanté muy temprano y me fui sola al río Thungbhadra, que estaba junto al hotel. Tanto mujeres como hombres estaban lavando sus ropas. Me acerqué a ellos, pero de pronto una patulea de niños aparecieron a mí alrededor y solo querían que les hiciera fotos. Se senté en los escalones con todos ellos, me miraban extrañados viendo como una turista se sentaba y comenzaba a hablarles. Cada vez que hacía una foto todos los niños se me echaban encima. Estuve casi una hora viendo como golpeaban sus ropas contra la piedra, como conversaban y se reían. La mañana empezó fabulosamente.

Volvimos a Hampi, comenzamos por el templo de Krishna construido por Krishnadeva Raya en 1516 para conmemorar su victoria sobre Orissa. Continuamos visitando más y más templos entre ellos el Lotus Mahal con una mezcla de elementos hindúes y musulmanes que pudo utilizarse como sala del consejo del rey. El Establo de los Elefantes con 11 dependencias abovedadas interconectadas entre sí  para los elefantes reales, destacan sus tejados poligonales. Monolito Narasimha, imagen esculpida en 1528 de Visnú (muestra al dios en su encarnación como mitad hombre y mitad león). Nuestra visita iba avanzando, cada vez los templos iban siendo más bonitos.

Hicimos un pequeño descanso para comer en el mismo restaurante del día anterior, la responsabilidad de la comida recayó sobre Nagesh. Lo hizo muy bien porque la verdad nos gustó todo. Pero tardaron una eternidad en servirnos.

Llegamos al Vitthala Temple, nos quedamos con la boca abierta. El más majestuoso, la culminación de la arquitectura y del arte Vijayanagar. No se sabe quien fue su fundador, pero si fue ampliado en el siglo XVI por Krishnadeva Raya y Achyuta Raya. Salas cubiertas con pilares complejamente tallados. Se cree que comenzó a erigirse en el 1509-1529, jamás fue terminado o consagrado. En el patio del templo hay una carroza ornamentada de piedra que contiene una imagen de Garuda. En su día las ruedas giraban. Era un sueño aquello. Al final fuimos al Virupaksha Temple consagrado a la diosa Pampa y su consorte Siva, una de las estructuras más antiguas de la ciudad y precedido por un gopuram de unos 50 m de altura. El santuario principal está dedicado a Virupaksha una forma de Siva. Lakshmi, la elefanta del templo estaba allí, la gente se acercaba para que les diera un beso (bendición) por supuesto por un módico precio. Era el final de la visita a aquella maravilla.

La India, Karnataka, Hampi
Royal Orchid Hotel

Nos fuimos al hotel para cambiarnos, Nagesh nos recogería y nos iríamos todos a cenar. Un poco antes de la hora prevista Carmen me comentó que me iría a cenar sola pues Alberto tenía problemas de la garganta. A las 7 de la tarde y puntual como un reloj me recogió y le dije que iríamos solos. Me llevó a un restaurante y esperó a que bajase del coche, creo que pensó que nosotros o yo en este caso comería en el restaurante y el esperaría a que terminase de cenar. Le dije que por supuesto vendría conmigo, no porque fuese sola, mis compañeros tampoco lo hubiesen permitido, que él había terminado su jornada laboral y si nos acompañaba no era para que se quedase esperando. Se quedó un poco parado, me dijo que  yo entrase al restaurante, el vendría en unos minutos. Pensé que no lo haría, viendo mi insistencia me dijo que iba a rezar y que vendría en 10 minutos, ¡así que me fui yo también a rezar!. Volvimos al restaurante, la planta baja tenía una decoración muy moderna pero exquisita, nosotros elegimos irnos a la magnífica terraza. Fue de las mejores cenas, en calidad, presentación y servicio. El precio fue también estupendo, unos 8 euros los dos con la bebida incluida. El restaurante se encuentra en el Hotel Malligi Hospet. Recomendable al 100%. Nagesh agradeció el detalle, se me partió el alma cuando me dijo que lo trataron bien porque iba conmigo.

Top