You are here
Home > Mis viajes > Asia > La India > Gwalior

Gwalior

0516.-Hotel-Usha-Kiran-Palace
Hotel Usha Kiran Palace

El grupo de 13 personas que éramos se dividió, nos quedamos solamente siete, pero entre nosotros había buena armonía. Bien temprano nos llevaron a la estación de trenes de Agra, el único viaje que haríamos en tren. En la estación había mucha gente mendigando, recorriendo las vías del tren cogiendo cosas del suelo, era duro.

Nos íbamos al norte del estado de Madhya Pradesh a la ciudad de Gwalior, el recorrido duró una hora y media.

Estaba deseando ver la ciudad, lo único que sabía de ella es que La reina de los bandidos, Phoolan Devi se entregó a las autoridades, pasó 11 años en las cárceles de Gwalior y Tahir, en 1994 se benefició de un indulto parcial, el 25 de julio de 2001 fue asesinada a tiros en la entrada de su casa. Libro que recomiendo.

Teníamos nuevo guía y este no tenía nada que ver con el anterior se llamaba Ashok, pero nos dijo que lo llamásemos Alegria. Nos llevó al hotel Usha Kiran Palace, construido en 1902 por el rey Scindia de la dinastía de los Marathas como residencia para los Príncipes de Gales.

Nos dirigimos al Gwalior Fort que se extiende a largo de casi 3 km en la cima de un risco de arenisca y basalto. Lo primero que visitamos fue el  palacio Man Mandir, erigido entre 1486 y 1516 por el rajá Man Singh de la dinastía Tomar con cresterías de piedra y bastiones circulares con cúpulas decoradas con azulejos azules, amarillos y verde. Palacio de dos alturas ejemplo de arquitectura secular rajput, ornamentado con exquisitos relieves y lacerías, el patio interior con columnas esculpidas está rodeado de estancias que durante la época mogol las utilizaron como mazmorras. En el siglo XIX estuvo bajo el poder de los británicos.

La siguiente visita fue el Saas-Bahu Temples, se encuentra al este de la fortaleza de Gwalior, construido en 1092 por el rey Mahipala de la dinastía Kachchhwaha. El recinto compuesto por dos templos fue nombrado SahastraBahu que representa a Visnú con mil brazos y era adorado por la esposa del rey,  posteriormente su nuera se convirtió devota de Shiva, (Saas = madre y Bahu = nuera). Cubierto con bellísimas esculturas de bailarinas y deidades, muchas de ellas destruidas durante un ataque del sultán Qutbuddin Aihak en el siglo XII.

Por último admiramos las 21 esculturas jainistas esculpidas en la roca durante los siglos VII al XV y representan a los tirthankaras (seres que alcanzaron la trascendencia y la liberación). La de mayor altura (17 m)  representa al primer tirthankar jainí Adinath. Muchas figuras fueron desfiguradas y castradas por el ejército musulmán de Babur en 1527, posteriormente fueron restauradas.

Borrachos de tanta belleza nos fuimos a almorzar a un restaurante local y a descansar un poco en el hotel, por la tarde vendría Alegria a recogernos para dar un paseo por la ciudad.

0586.-La-piscina
Hotel Usha Kiran Palace

Cuando vino por nosotros y nos dijo que nos llevaría a un mercado se nos abrieron las carnes porque estábamos cansados del acoso al turista, pero Gwalior no tiene nada que ver con las grandes y famosas ciudades. La gente te ofrecía de beber en el mercado, podías preguntar lo que quisieras sin tener que comprar, te mostraban las mercancías con amabilidad y tranquilidad, aquello era la autentica India. Nos paramos a beber en un puesto callejero y gente desconocida nos buscó sillas para poder sentarnos todos. Claro está que Gwalior recibe un 10 % de turismo y la gente no está maleada.

Top

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar