You are here
Home > Mis viajes > Asia > Bhután > Festival de Mascaras

Festival de Mascaras

Nos retiramos al hotel para descansar y cenar para posteriormente ir a los festivales y ver danzar al hombre desnudo.

A las 20:30 horas nos recogió Dawa para llevarnos y nos dijo con antelación que nos abrigásemos muy1245 bien. A duras penas encontró un lugar para aparcar, aquello era un enjambre de personas y coches. Nos dirigimos al templo donde estaba la gente bailando con sus mascaras. No hice fotos, era imposible acercarse y mi flash no daba para tanto. Conseguí subirme a un muro y ver algo. Era mágico, luna llena, fuego y aquellas personas danzando. Cuando nos cansamos de estar de pié nos fuimos a dar una vuelta por el mercado, estaba atiborrado, nos apetecía un té o algo caliente, pues nos habíamos quedado congelados observando la danza. En un puesto conseguimos una mesa para tomar algo, no os podéis imaginar cómo tenía las manos a pesar de llevar guantes, los pies si me llegan a pisar creo que se me hubiesen partido. Íbamos abrigados pero no era lo suficiente. El té nos reconfortó bastante.

Las danzas están divididas en tres categorías; unas son para dar instrucciones morales, otra para expulsar los malos espíritus y la tercera para celebrar la fe budista.

Continuamos caminando para hacer tiempo. Habían venido butaneses de todas partes, sobre todo muchos campesinos. Tenían las facciones muy marcadas por las condiciones climatológicas, el frio y el sol les habían dejado huella.

De pronto vimos una gran hoguera, nos acercamos y vimos que la gente corría alrededor, creo que tenían que dar tres vueltas para tener buena suerte y sobre todo purificarse. Pero lo que más me sorprendió fue que las mujeres se agachaban a orinar delante de todo el mundo, sin ningún tipo de pudor, tampoco es que se viese mucho, no veíamos donde ni lo que pisábamos. Llegó un momento que no sabíamos lo que hacer ni a dónde ir y lo peor es que nos quedaban más de dos horas para la danza del hombre desnudo. ¿Qué pasó? Que por muchas ganas que tuviésemos de ver el hombre bailar, tomamos la determinación de irnos al hotel, el frio y el cansancio nos pudo. Además teníamos que ponerle leña a nuestra estufa y calentar la habitación. ¡Otra odisea!

Claro está que a las 2 o 3 de la madrugada no era yo la valiente que se levantaría a poner más leña. Cuando me desperté mi habitación era una nevera. Me puse encima todo lo que pude y la encendí para así poder tomar una ducha.

Tomando el desayuno Alberto me contó que él se quedó sin serrín y a las 4 o 5 de la madrugada salió a la calle y se lo quitó a otra habitación que lo había dejado delante de la puerta. El día prometía pues el sol brillaba en todo su explendor.

1257Volvimos al templo para seguir viendo las danzas. El primer baile las chicas representan a la hija de Sindhu Raja bendiciendo el pueblo. El segundo baile de Singje Yab Yum (señor de la muerte y su consorte), hacen este baile para proteger los cuatro reinados sobre los que tienen poder. El tercer baile de Nyulema y Peling Ging Sum.  Nyulema es un espíritu maligno representado por una máscara de esqueleto, Ging con su madero (pene) toca o intenta coger a Nyulema y Durdag= el señor de la cremación, con una máscara de esqueleto blanca lleva una caja con el espíritu maligno, el Ging con su espada libera el espíritu malo matando su cuerpo de carne y baila al ritmo de los tambores para celebrar la victoria de la religión sobre el espíritu La mayoría de las historias y juegos son originales con textos budistas que sirve como comedía relajante para la multitud. La gente viste sus mejores trajes y aprovechan la ocasión para hacer un poco de comercio.

Top