You are here
Home > Mis viajes > Asia > La India > La India 2018 > El Valle de Nubra, Ladakh

El Valle de Nubra, Ladakh

Nubra Valley

Donde las emociones no tienen fronteras

A unos 150 km al noroeste de Leh está el valle de Nubra, que se encuentra en la antigua ruta de la seda hacia Asia Central. Algunos eruditos locales dicen que su nombre original era Ldumra (el valle de las flores).

Nuestro conductor tenía prevista nuestra salida a las 8:30 horas, pero tuvimos que retrasarlo unas dos horas ya que la agencia nos comunicó que estaba esperando el permiso para poder acceder al valle de Nubra. Esto nos disgustó un poco, pero no podíamos hacer nada. Todo turista necesita este permiso, pero también hay zonas cerca del valle a las cuales no tienen acceso.

Nubra Valley
Paisaje, Leh

Nos pusimos en marcha rumbo al norte y los paisajes eran asombrosos, Leh quedaba abajo en el valle, el sol se abría paso entre las nubes y un viento frio soplaba haciéndonos estremecer por momentos.

La carretera estaba en buen estado hasta ahora, cosa que me asombraba y en parte me alegraba muchísimo.

Realmente no sabía a dónde dirigir la mirada, era abrumadora aquella inmensidad, me sentía insignificante.

Nubra Valley
En el control de policia South Pullu

Llegamos al control policial, (south Pullu), distrito de Leh y a 15.300 pies (4663 metros de altitud). Nuestro conductor nos dejó un momento mientras él presentaba mi permiso. Nosotros aprovechamos el tiempo para ir al servicio, cosa que me arrepentí tremendamente, en mi vida y en tantos viajes jamás había visto cosa igual, contuve la respiración todo lo que pude, cuando salí de aquel cuartucho tenía unas ganas tremendas de vomitar. Hasta Mayank dijo que aquello era nauseabundo. Hubiese preferido ir al campo, pero en aquella zona no había nada de vegetación ni lugar donde poder esconderse.

Había comenzado a llover levemente y había nieve, el tiempo había empeorado bastante, las nubes estaban justo a la altura de nuestras cabezas, pero ofrecían un espectáculo asombroso.

Obreros trabajaban en las obras de la carretera, los desprendimientos son bastantes frecuentes, pero solo pensar en las condiciones que lo hacían me hacían estremecerme.

Nubra Valley
LLegando al paso de montaña de Khardung La

El estado de la carretera había empeorado progresivamente, enormes charcos, baches, hacía nuestro recorrido intransitable y para colmo un gran atasco hizo detenernos durante unos 15 minutos. Camiones, convoyes militares, turismos y motos hacían verdaderas pericias para darse paso.

Llegamos al Khardung La, un paso de montaña que se eleva a 18.380 pies (unos 5602 metros) de altitud. Paramos para hacernos fotos, el caminar se hacía muy difícil o casi imposible, había que tomárselo con mucha calma. Infinidad de turistas tanto locales como extranjeros, caminaban de un lado para otro para hacerse fotos. Mayank subió a un templo, Khardungla Gompa, yo me quedé abajo, no quería jugármela haciendo un esfuerzo agotador, además hacía un frio horroroso.

Durante un buen trayecto la carretera era insoportable y mi cuerpo parecía un saco de huesos que iba de un lado para otro.

De pronto las nubes empezaron a abrirse y dar paso a un sol deslumbrante mientras que los yaks pastaban tranquilamente en aquel paraje.

Nubra Valley
Atasco llegando al paso de montaña Khardung La

Llegamos a Khardungla village, donde hicimos un alto para almorzar en el Khardungla Restaurante donde sin dudarlo Mayan y yo nos tomamos una sopa de verduras Thupka y nuestro conductor arroz. Como escenario teníamos frente a nosotros la impresionante cadena montañosa del Karakorum.

El pueblo de Khardungla es un pueblo bastante tranquilo, donde algunos turistas paran para tomar algo y algunos se entretienen haciendo fotos a unos retretes públicos.

Las pequeñas poblaciones viven de la agricultura, producen cebada, trigo, guisantes y mostaza para hacer aceite.

Le preguntamos a Dorjay si había autobuses desde Leh al Valle de Nubra y nos contestó que sólo salía uno a la semana y que era los martes. Así que para llegar allí es mejor alquilar un coche con conductor.

Nubra Valley
Khardungla Gompa

Después de la magnífica sopa continuamos con nuestra ruta, la cual te dejaba a veces sin aliento. Aquellas montañas desérticas eran increíbles, a veces las formas que tomaban aquellas tierras te hacía pensar que te encontrabas en el cañón del Colorado. Paramos algunas veces para hacer fotografías, pero realmente si hubiese parado en todos los sitios que me quedaba con la boca abierta, creo que hoy, todavía estaría perdida allí. También paramos para hacer unas fotos a Khalsar Village.

Seguimos el curso del río Shoyok dejando a nuestra izquierda el pueblo de Diskit, donde desde la carretera puedes ver una estatua inmensa de Buda.

De pronto comenzamos a ver dunas, no tengo palabras para explicar lo que en aquel momento sentía. Aquellas montañas, pequeños vergeles que te hacían pensar cómo era posible que la vegetación de desarrollase allí y un río que cambia de tonalidades según la luz del sol, la naturaleza allí no tiene parangón alguno.

Nubra Valley
Paisaje camino al Valle de Nubra

Nos dirigimos al pueblo de Hunder, que fue la capital del antiguo reino de Nubra en el siglo XVII, no sin antes pasar por delante de un gran campamento militar. Ladakh es una zona militarizada debido a la proximidad de las fronteras con China y Pakistán.

Nos alojamos en el Hotel Hunder Resort, el cual tiene un agradable y cuidado jardín, las habitaciones están alrededor del jardín en un edificio de dos plantas, con fachadas pintadas de blanco inmaculado. Las habitaciones tienen un salón, un dormitorio grande, baño y terraza.

Nuestro conductor nos esperó para llevarnos a las dunas.

Nubra Valley
Haciendo fotos a unos servicios públicos

Nos dejó en un parking y comenzamos a caminar sobre un desierto que se encuentra a 3000 metros de altitud rodeado de montañas con sus picos nevados. Una gran cantidad de camellos bactrianos se dedican a dar un pequeño paseo a los turistas. Nosotros pasamos de alquilar alguno, nos pusimos a caminar por las dunas.

Las nubes comenzaron a envolver las montañas como si de un manto mágico se tratase, algunos rayos de sol intentaban filtrase entre ellas, y de vez en cuando algunas gotas amenazaban a lluvia.

Me senté en la fina arena, observaba aquel lugar como si la magia se hubiese apoderado de mi, pero en el fondo estaba un poco enfadada porque las dos horas que habíamos salido tarde de Leh son las que me hubiese hecho falta para poder disfrutar más de aquel maravilloso lugar.

Nubra Valley
Desierto en el Valle de Nubra

Comenzó a oscurecer y nos fuimos al parking donde estaba nuestro conductor. Regresábamos al hotel y el nos preguntó si queríamos ir a ver un espectáculo de danzas típicas de la zona. No lo dudamos.

Nos llevó al Himalayan Culture Group, una gran tienda de campaña donde mujeres y hombres ataviados con trajes regionales te ofrecían sus canciones y danzas. La entrada costaba 100 rupias (1.20 euros).

Te ofrecen cuatro tipo de danzas diferentes: danza Shondol que proviene de la tribu Mon que se estableció en Ladakh, más tarde se mezcló con el baile ladakhi, solia ser interpretado por los Takshoma (nobles bailarines), el rey y la reina bailaban en el patio del palacio. Jabro, es un baile comunitario de gente nómada de origen tibetano que vive en las colinas altas del área de Changthang en Ladakh. Danza Zanskar, es una danza comunitaria de la gente de Zanskar, que reside en la parte oriental del distrito de Kargil. Ladakhi danza moderna, una forma de danza con técnicas enraizadas a lo tradicional, muy popular en celebraciones de bodas, fiestas, etc.

Nubra Valley
Himalayan Culture Group

Estuvimos un rato pero pronto tuvimos que abandonar el lugar, comenzó a diluviar de una forma brutal y todo el espectáculo quedo suspendido.

Al final regresamos al hotel donde cenamos y nos retiramos a descansar.

Había sido el primer día que no visitábamos monasterios y la verdad sea dicha, es lo que nos hacía falta. Teníamos unas ganas tremendas de admirar la naturaleza salvaje de aquel lugar.

 

Top

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar