You are here
Home > Mis viajes > Asia > La India > Delhi, Qutb Minar.

Delhi, Qutb Minar.

0049.-Templo-Bangla-Sahib
Gurdwara Bangla Sahib

En nuestro segundo día en Delhi visitamos el principal templo sij Gurdwara Bangla Sahib, conocido como Jaisinghpura y que originariamente fue un palacio propiedad del rajá Jai Singh, gobernante de la India en el siglo XVII. El octavo gurú sij Gurú Har Krishan residió en él en su estancia en Delhi en el año 1664. En esa época una epidemia de cólera asoló la ciudad y el gurú ayudó a los afectados ofreciendo agua fresca del pozo de la casa. Ahora esta agua está considerada curativa. El Gurdwara es centro de peregrinación tanto de sijs como de hindúes. Está construido en mármol blanco y destaca su cúpula dorada. El templo está compuesto de cocina, estanque, galería de arte y escuela. En los alrededores del templo hay una cantidad de niños pidiendo, algunos de ellos con la cara quemada, nuestro guía nos pidió que no diésemos dinero porque son mafias las que les obligan estar ahí y la mayoría son venidas de Bangladesh.

Posteriormente hicimos una pequeña parada en La Puerta de la India, un arco inmenso de arenisca roja que se construyó en conmemoración de los soldados indios y británicos caídos en la I Guerra Mundial.

Continuamos hacía el Parque Arqueológico Mehrauli, donde se encuentra el alminar más alto del mundo, el Qutb Minar con una altura de 72,5 metros, declarado Patrimonio de la Unesco en 1993, lo inició Qutbuddin Aibak y sentó los cimientos del Sultanato de Delhi, solo pudo completar la base y su sucesor Iltusmish añadió tres pisos más. En 1193 también construyó la mezquita Quwwat-ul-Islam (Poder del Islam). La obra se finalizó en 1368 por Firuz Shah Tughluq. El Qutb Minar se construyó sobre las ruinas de Lal Kot, ciudadela roja de la antigua ciudad de Dhillika. Todavía se puede observar las columnas originarias del templo hinduista, los rostros de sus dioses hinduistas en los capiteles están destruidos a golpes.

Después del almuerzo nos dirigimos al Museo Nacional donde puedes contemplar cinco milenios de la historia india, cuenta con casi 200.000 obras de arte indio. Entre brocados de oro, colgantes, el Corán iluminado del siglo XVIII, el sable del emperador Aurangzeb fabricado en 1675, figuras cholas, etc puedes pasearte y deleitarte con verdaderas joyas. Lo que si me llamó la atención mucho, es la cantidad de escolares acompañados por sus profesores que visitan el museo.

Terminada la visita Carmen, Alberto y yo nos separamos del grupo, “tarde libre”. Le pedimos al guía que nos recomendase un restaurante para cenar y nos dijo que podíamos ir a un Mcdonalds, la respuesta nos sentó como una patada en el trasero, tal vez pensó que era lo único que nos podía gustar.

0095.-En-el-Museo-Nacional
Museo Nacional

Paseando tranquilamente nos fuimos a los jardines de Lodi, el pulmón verde de la ciudad, lugar donde acuden las familias a comer el fin de semana, corredores, entusiasta del yoga. Con paseos arbolados y praderas muy bien cuidadas puedes visitar tumbas del siglo XV de las dinastías  Sayyid y Lodi, los últimos sultanes de Delhi. Mira por donde cenamos en el restaurante Lodi que se encuentra en los mismos jardines y fue una verdadera delicia en calidad y servicio, digno de recomendar. Al finalizar, el mismo restaurante nos llamó un taxi y nos concertó el precio con el taxista, cosa que siempre hay que hacer antes de subirse al vehículo. A pesar de todo al llegar al hotel intentó cobrarnos más dinero de lo pactado, diciendo que había puesto el aire acondicionado. Le dimos lo que habíamos hablado.

En el Hotel Taj Palace, todo vehículo que entraba era inspeccionado minuciosamente por policías y con espejos en los bajos, nosotros teníamos que pasar siempre controles.

Top

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar