You are here
Home > Mis viajes > Asia > La India > Cuevas de Ajanta, Aurangabad, La India

Cuevas de Ajanta, Aurangabad, La India

La India, Mumbai, Aurangabad
Cuevas de Ajanta

El madrugón que nos dimos fue tremendo, nuestro vuelo salía a las 5:30 horas de las mañana rumbo a Aurangabad, el aeropuerto está a más de una hora de camino.

Cuando llegamos nos espera un guía de habla hispana y el chofer Nagesh Gowda, con el conductor haríamos todo el trayecto de Karnataka hasta Bangalore.  Nos llevaron al hotel Taj Residency, “magnifico”, tranquilo y además con un servicio muy amable y buena cocina

Dejamos el equipaje e inmediatamente nos llevaron a ver las Cuevas de Ajanta, desde hacía años era una ilusión poder visitarlas y la verdad que no decepcionó para nada. Está a unos 112 km de Aurangabad, unas dos horas y media de viaje.

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, forma un conjunto de 30 cuevas en un risco y en forma de herradura. Estuvieron ocultas entre la vegetación de la jungla hasta 1819 , John Smith, del 28º de Caballería de Madrás lo descubrió mientras participaba en una cacería de tigres.

Las cuevas se dividen en dos grupos. El más antiguo pertenece al periodo hinayana (siglos II-I a.C.). Buda no se representa en forma humana, sino con símbolos. El segundo grupo del periodo mahayana (siglos  V-VI d.C.), se labraron bajo el gobierno de la dinastía Vakataka.

Las cuevas estuvieron habitadas por monjes, artistas y artesanos. Estilísticamente se pueden dividir en dos grupos chaitya grivas (sala de oraciones) y viharas (monasterios). Las primeras con techos abovedados y columnas octogonales que dividen el espacio en una sala central con una stupa votiva. Las viharas incorporan una galería, una sala rodeada de celdas y un sanctasanctórum con grandes figuras de Buda. Destaca la cueva nº1  (cueva mahayana) por sus fantásticos murales y el friso está esculpido con escenas de la vida de Buda. La cueva nº 27 (siglo VII) recoge el magnífico arte escultórico de Ajanta, con espléndidos paneles, uno sobre la tentación de Buda por el demonio Mara y una imagen de 7 metros de Buda recostado.

La subida a las cuevas se hace un poco dura, dependiendo del calor que haga y aquel día caía como un plomo. Si no quieres subir los escalones hay porteadores que te llevan en una silla. Puedes hacer fotos, el flash está prohibido, así que hay que tener un buen pulso para poder captar aquella maravilla. Los lunes permanecen cerradas.

La India, Mumbai, Aurangabad
Detalle sobre la columna

Es un lugar para recrearse y disfrutarlo. Sentarse y admirar algunas de sus espectaculares fachadas, observar que mucha gente que las visitan es autóctona, lo que hace que el colorido de sus saris destaque sobre el paisaje.

El almuerzo lo hicimos en un restaurante que hay en la entrada al recinto de las cuevas.

De vuelta al hotel, teníamos dos horas y media de camino. El hotel estaba un poco retirado de la ciudad, así que nos quedamos allí disfrutando de sus jardines y de la comida.

Top

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar