You are here
Home > Mis viajes > Asia > Bhután

Dzongdrakha Goemba, el mini Nido del Tigre

Hoy era mi último día en Bhutan, estaba paseando temprano por los jardines del hotel, había llovido por la noche pero el sol ahora relucía en todo su esplendor, las libélulas volaban por doquier. Hoy haríamos una excursión al pueblo de Bondhey, situado al sur de Paro. Vinieron a recogerme puntuales

Bhutan, la ciudad de Paro

Después de la excursión al Nido del Tigre nos dirigimos a la ciudad de Paro. Lo primero que me preguntó Dorji era si quería irme a hotel a descansar. Con firmeza le contesté que no, se quedó sorprendido y comentó que todo el mundo después del ascenso al monasterio y

El nido del Tigre, “Taktshang Goemba”

Este capítulo se lo dedico al monasterio más bello de Bhutan, “Taktshang Goemba”, conocido como el Nido del Tigre. Era la segunda vez que lo visitaba, sabía lo duro que era la subida, parece inaccesible. Esta vez lo visité al final de mi viaje, lo que me ayudó bastante a

Paro, baños de piedra caliente

Temprano me recogieron Dawa y Dorji en el Hotel Riverview, pero  hoy era un día especial en Bhutan y el coche estaba decorado con globos y cintas de colores. Era la fiesta de Bisho Karmo, que consiste en hacerle rituales a los coches y los engalanan para tener suerte. Antes de

Vivencias en el Memorial Chorten

Estuvo lloviendo bastante durante la noche y amaneció nublado. Esta vez el trayecto era solo de unos 70 km, volvíamos a Thimphu. Desayunamos temprano y nos pusimos en marcha, no sabíamos que nos íbamos a encontrar por la carretera. De pronto se nublaba como relucía el sol. Volvimos a parar en

Bhutan y sus carreteras

Hoy nos esperaba un trayecto duro, regresábamos desde Bumthang a Punakha, eran unos 212km todo en obras y a veces se hacía desesperante. Salimos del hotel y paramos en Bumthang porque Dorji tenía que hacer una gestión, estábamos Dawa y yo en la calle esperando cuando oímos los ladridos de

Regreso a Bumthang

Fui la primera en aparecer por el salón de desayunos, como no había nadie me fui a la terraza para volver a ver el espectáculo de nubes y tenía claro donde volvería a desayunar. La noche anterior estuvimos hablando si continuar viajando más hacia el este, tenía interés en conocer

Encuentro con el Lama Khenpo Ngawang

Sonam no nos dejó solos en ningún momento, abandonó su trabajo en el campo y tuvo la amabilidad de mostrarnos todo lo interesante de aquel pequeño poblado. Después del tostadero de maíz nos llevó por un camino donde los habitantes del pueblo en su día libre participaban en la construcción

Mongar, una perla al este de Bhutan

Como comenté en el artículo anterior llegamos a Mongar anocheciendo, lo poco que pude ver sabía que no me iba a decepcionar. Llovió toda la noche de lo lindo. El hotel donde nos alojamos era el Wangchuk Hotel & Resort, no estaba nada mal, fue el segundo que más me

Guru Rinpoche y otra profecía

Si una cosa me ha quedado claro en este viaje, es que Bhután es un país lleno de leyendas, profecías y costumbres ancestrales que están muy arraigadas en sus vidas, hasta el punto que es una forma de vida. Después de nuestra visita al Lhuentse Dzong, todos juntos, incluidas las

Top

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar