You are here
Home > Mis viajes > Asia > La India > Belur y Halebid, La India

Belur y Halebid, La India

La India, Karnataka
Nagesh, nuestro chofer

Seguimos recorriendo el estado de Karnataka, ahora nos dirigíamos a Hassan a unos 340 km y en horas una eternidad, para colmo nos encontramos con unos 35 km de carretera en obras que fue una tortura, no sin salvarnos del segundo pinchazo en una rueda. Paramos en un pequeñísimo pueblo para cambiar la rueda y lo divertido es que tanto niños, padres, ancianos, campesinos con su hoz en mano salieron para vernos. Eran bastante tímidos, se notaba que no estaban acostumbrados a que turistas parasen por allí,  pero al final querían que le hiciésemos fotos. Nagesh les regaló fruta.

En Belur nos esperaba el guía Ramesha, llegábamos tarde y teníamos todavía que almorzar.

La India, Karnataka
35 km de carretera en obras

Ramesha resultó ser un gran profesional, amante de su profesión y muy cariñoso, son de esos guías que puedes recomendar tranquilamente. Se entregó por completo a enseñarnos el templo Chennakeshava erigido en 1117 por Vishnuvardhan para conmemorar el triunfo hoysala sobre los chola. Sus obras duraron más de un siglo. Una maravilla del arte y la arquitectura del sur, fusionan las torres curvas del norte con las columnas del sur y se caracteriza por su singular planta en forma de estrella y la rica decoración exterior. Tienen esculpidos representaciones religiosas y mitológicas, exquisitas figuras de ménsulas, dioses sentados con sus consortes. En el interior con gigantescas columnas. No hay dos dinteles o pilares iguales. Era espectacular ver aquella obra de arte y el trabajo que habían desarrollado.

Es el único de los tres monumentos hoysala más importantes que está en funcionamiento

Seguidamente nos dirigimos a Halebid para contemplar otra belleza, el templo Hoysaleshvara, cuyas obras las inició Vishnuvardhana en 1121 y nunca llegó a terminarse aunque estuvieron más de 80 años trabajando. Sus muros exteriores se elevan sobre zócalos de animales y bestias fantásticas, salpicados con escenas del Ramayana y Mahahbarata. El conjunto comprende una pareja de templos idénticos cada uno con su propio santuario linga, a cada templo le antecede un pabellón con una enorme estatua de Nandi.

Si Hampi ya nos había impresionado, Belur y Halebid nos dejó con la boca abierta y sumidos en un sueño. La verdad que si hubiésemos podido al día siguiente lo hubiésemos visitado otra vez.

a India, Karntaka, Belur, Halebid
Templo Hoysaleshvara

Ya había anochecido y Nagesh nos llevó al Hotel Hoysala Village Resort situado en Hassan, bonito hotel y recomendable, parecía un jardín botánico, lo único es que estaba un poco retirado de todo, pero la verdad es que no nos quedaban ganas de ir a ningún lado, estábamos muy cansados, la carretera con sus kilómetros en obras nos habían dejado exhaustos.

 

Top