You are here
Home > Mis viajes > Asia > Sri Lanka > Anuradhapura – Polonnaruwa

Anuradhapura – Polonnaruwa

0151.-Habarana
Habarana

Proseguimos con nuestra visita a Isurumuniya Vihara, templo tallado en la roca. Sus orígenes se remontan al reinado de Devanampiya Tissa a mediados del siglo III antes de Cristo. Lo mejor de este lugar son sus tallas en la piedra, como la de los amantes, una especie de guerrero sentado y detrás de él una cabeza de caballo. Dentro te encuentras un Buda reclinado con las vestiduras de color naranja esperando el nirvana. Subimos a lo alto de la roca o templo para admirar el paisaje, pagodas, etc.

Nos fuimos a almorzar al The Grand Tourist Holiday Resorts & The Cadjan Restaurant, escogido por la agencia, era tipo bufé. Nos dieron una mesa en la terraza junto a la baranda con unas vistas hermosas, pero no tardamos en tener que cambiarnos, el viento empezó a soplar con fuerza y tiraba los jarroncitos de flores, a levantar el mantel y llegó un momento que se hizo incomodo. El cielo se puso negro acompañado de truenos y relámpagos, pensaba que caería una tormenta tremenda pero no llovió nada y el viento se aplacó en cuestión de segundos. El restaurante es un lugar agradable y la comida buena y los camareros estuvieron pendientes todo el tiempo de nosotras. Pedimos la cuenta que fueron al cambio como unos 17 euros, incluidas las bebidas, precio bastante asequible para nosotros pero para la gente local impensable, teniendo en cuanta que la cerveza es de 660 ml y oscilaban siempre entre los 2,50 y 3 euros.

En la Dagoba Ruvanvelisaya

Ya estaba el primer día del tour terminado. Thilak nos llevó a la ciudad de Habarana que en sí no tiene mucho que ver, dimos unas cuantas vueltas por la calle principal, queríamos entrar en los supermercados y comercios, ver como se desarrollaba la vida por allí, pero lo que más me gustó fue que delante de una tienda había cajones y cajones llenos de huevos, también una tienda de bebidas alcohólicas, el mostrador lo separaba de la tienda una especie de reja de hierro pintada en un azul fuerte y a la altura del mostrador la reja tenía varias formas de una botella que es por donde se expedían las bebidas. Vuelta al hotel para cenar y descansar. Por las noches nos gustaba sentarnos delante de nuestra habitación y disfrutar del silencio.

A la mañana siguiente como un reloj nuestro chofer nos esperaba, ese día iríamos a Polonnaruwa que forma parte del triangulo cultural. Primeramente paramos en el lago Minneriya con una réplica del buda de Aukana.

Polonnaruwa es Patrimonio de la Humanidad desde 1982, son los restos de una importante capital cingalesa que alcanzó su máximo esplendor religioso y comercial hacia el siglo XIII.  Entre los siglos XII y XIII fue la capital del reino hinduista de los Cholas (sur de la India). En el año 1070 el rey cingalés Vijayabahu I derrotó a los Cholas y mantuvo la capital de su nuevo estado en Polannaruwa, pero su nieto Parakramabahu I pasó a la historia como caudillo heroico. Con el floreció el comercio y la agricultura pero obsesionado con los problemas de la sequía construyó enormes depósitos y pantanos. Los efectivos sistemas de irrigación de Anuradhapura se vieron superados bajo el mandato de este monarca. A partir de 1187 los monarcas que tuvo fueron llevando a Polonnaruwa a la ruina y desde 1284 nunca más fue capital del reino cingalés. Para visitar las ruinas debido a su extensión es mejor hacerlo en bicicleta, tuk tuk o en coche.

0145.-The-Cadjan-Restaurant
The Cadjan Restaurant

Lo primero que visitamos fue el Palacio Real , restos del periodo más antiguo, bajo el rey Parakramabahu I que tuvo varios pisos, del Salón de Audiencias queda un friso  con elefantes y leones tallados, en el Estanque para los Baños hay dos surtidores de agua en forma de cabeza de cocodrilo.  Se hacía duro caminar, el calor era insoportable pero además se estaba nublando y la humedad te machacaba.

Top