You are here
Home > Mis viajes > Asia > La India > La India 2017 > Amritsar y la historia de su templo

Amritsar y la historia de su templo

Amritsar

El Templo de Oro un templo lleno de sacrificios

El templo de Amritsar en el estado Punjab es uno de los templos que más me ha impresionado de La India, lo cual me llevó a buscar su historia.

Fui a visitarlo cuatro veces y cada vez descubría algo nuevo. La devoción de su gente, su disciplina, la severidad y sus rituales me atrajo como un imán.

Primeramente en este capítulo contaré algo de su historia para que así puedan comprender algunos de sus comportamientos, en el segundo artículo explicaré el templo y mis vivencias.

Amritsar
Sijs delante del templo

Guru Nanak (1469-1539) el fundador del sijismo, era monoteísta y no creía en el sistema de casta. A muy temprana edad se sentía fascinado por la religión, con siete años su padre lo envió a una escuela local pero la abandonó para comenzar con clases privadas y de meditación. Su perspectiva liberal nació de una intensa espiritualidad de muy alto orden, era intolerante con todos los convencionalismos actuales y formalidades sin sentido. Se dio cuenta de que la verdad no puede ser el monopolio de ninguna secta o libro individual, revelada o no, y la verdad Suprema está latente en cada hombre. Tiene que ser mostrada por la práctica sincera, desinteresada y de por vida. El decía “El hombre se convierte en hombre cuando la verdad Suprema amanece sobre él, cuando puede amar la verdad sinceramente”.

Guru Nanak viajó mucho, recorrió toda la India, Ceylon, Tibet, Sikkam e incluso visitó la Meca y Persia. Regresó a su hogar y se estableció allí declarando “Dios no se encuentra ni en el Corán ni en los Purana”. Los escritores de libros sagrados han osado en sus obras de su erudición.

Nanak estaba en contra de la adoración de ídolos y la intolerancia a los musulmanes. Intentó deshacerse de todo esto, abrazó tanto a hindúes como a musulmanes entre sus discípulos. La institución del “Langar”, cocinas comunitarias introducidas por los Gurus sijs es un testimonio de ello.

Amritsar
El Templo de Oro de Amritsar

Después de su muerte en 1539 la responsabilidad cayó en su sucesor. Son nueve los Gurus en total considerados por los sijs la reencarnación del mismo maestro. Guru Gobind Sing, el último de ellos (1666-1708) inspiró una nueva forma de vida en el sijismo y organizó a los sijs tan a fondo como un legislador griego podría pensar y actuar.

Amritsar (literalmente El estanque del Nectar) es, ante todo la ciudad de Harmandar Sahib (Swarma Mandir) o Darbar Sahib (La Corte Divina). Actualmente conocida como HARMANDAR (Templo de Dios), es el deseo de todo devoto sij hacer una visita al Sri Harmandar Sahib y ofrecer su veneración.

Hace tiempo la actual Amritsar era un denso bosque con un estanque, varios pueblos bordeaban el bosque conforme la tradición.

Se cree que Buda se detuvo aquí quedándose por un tiempo, llegó a decir “Es el mejor lugar para el Bhikshus (monje budista) para alcanzar el Nirvana (salvación) y es muy superior en ese sentido a otros lugares que he visitado hasta ahora”.

El lugar adquirió cierto renombre es sus primeros días de budismo, pero no duró mucho y en los días de Guru Nanak, Amritsar, fue otra vez un bosque denso y desierto propiedad de los pueblos colindantes de Turg, Sultanwind, Gumtala y Gilwali.

Amritsar
Las Torres de vigilancia

Guru Nanak vivió aquí durante un tiempo en el año 1532, estaba encantado con este apartado lugar, “demasiado lejos de la enloquecedora lucha de la innoble muchedumbre”.

El estanque fue agrandado por Guru Ram Das (1574-1581), el cuarto maestro y lo llamó Amrit-Sarovar (el estanque del néctar). La ciudad creció a su alrededor y fue conocida como Amristar.

Bhai Hetha, el futuro Guru Ram Das, el cuatro maestro,  fue enviado a este lugar por el tercer Guru Amar Das (155 2-74) para fundar un centro de comercio y trabajo. El sentó las bases de un pueblo.

Guru Ram Das comenzó las excavaciones de Amrit-Sarovar en 1574. Después de su muerte, al año siguiente, los trabajos fueron abandonados y se volvieron a retomar dos años después.

Durante el mandato de Guru Arjan en 1589, concluyó la excavación del estanque y este fue quien construyó el Har Mandar en el centro del estanque. El templo se conoció inicialmente como Harmandar y fue fundado en enero de 1589 por el santo musulmán Mian Mir de Lahore (Pakistán), amigo y admirador de Guru Arjan. Las obras finalizaron en 1601 y el Adi Grantha (libro sagrado) se instaló ahí. Baba Budha fue nombrado el primer lector de la Sagrada Escritura.

Amritsar
Mujer rezando en el Templo de Oro

Este libro ha tenido una accidentada historia y ha cambiado varias veces de manos. Los sijs fueron expulsados del templo y el Sri Harmandar Sahib fue destruido y profanado por los gobernantes mogoles. Una y otra vez los sijs lo reconquistaron y se vengaron por el sacrilegio con tremendos sacrificios. Hay muchas historias de valentía y heroísmo exhibido por los sijs.

En el siglo XVIII el gobernador mogol de Lahore expulsó a los sijs, envió tropas para mantenerlos alejados de Amritsar y del libro sagrado. Un sij podría darse un baño en el estanque sagrado y beber su agua bajo el riesgo de perder su vida. Se estableció un tribunal civil y un puesto policial en Sri Harmanadar Sahib en 1740. El comandante mogol, Massa Ranghan utilizó el sagrado santuario como sala de baile y los alrededores como establos.

Amritsar
Mujeres contemplando el Templo de Oro

Dos valientes sijs, Mehtab Singh y Sukha Sing vinieron de Bikaner para castigar al comandante. Disfrazados como labradores entraron en el Sri Harmandar Sahib con la excusa de pagar los impuestos de sus tierras. Mientras Mehtab Singh entraba, Sukha Singh hizo guardia fuera. El campesino mató a Massa Ranghar y escapa con su compañero antes de que la guardia oficial se recobrara del shock. El asesino es perseguido arduamente por los propios sijs y le obligan a esconderse. El templo fue cerrado y centinelas fueron puestos en las entradas con órdenes estrictas de no dejar entrar a ningún extraño.

Los sijs se aprovecharon de la confusión y anarquía que siguió a Nadir Shah invasor de La India en 1739. Jassa Singh Kabal uno de los líderes sijs más importes de esa época, declaró abiertamente el Dal Khalsa (organización basada en la ciudad de Amritsar) que la comunidad sijs serían los gobernantes de la tierra. Pero Ahmad Shah Abdali, invasor de La India en 1747 marcó el comienzo de una nueva era de persecución a los sijs. Abdali estaba decido en aniquilar la existencia del Sri Harmandar Sahib que fue ocupado y profanado en 1757 en el famoso año de la batalla de Plassey, llevada a cabo por los ingleses.

Amritsar
En el Templo de Oro

Los sijs unidos bajos dos líderes, ambos llamados Jassa Singh ocuparon Lahore y Amritsar en 1758. Al escuchar sobre la profanación del templo un grupo de sijs comenzaron de inmediato a vengar el insulto. Un encuentro sangriento tuvo lugar a unas 8 millas de Amritsar. Los vengadores se abrieron paso a través de las hordas musulmanas. Cuando estaban a unas 4 millas de la ciudad, Baba Deep Singh fue mortalmente herido en el cuello, se tambaleó y estuvo a punto de desplomarse, cuando un camarada de armas le recordó su promesa de llegar al recinto sagrado. Se recobró, sujetó su maltrecha cabeza con la mano izquierda y con la derecha fue apartando a los enemigos. Luchando, ese único soldado llegó al recinto sagrado. Cumplida su misión dejó caer su cabeza y se murió. Hay un monumento erigido en su memoria, llamado Gurdwara Shaheed Banga Baba Deep Singh.

Abdali, no quiso dejar pasar aquel desafío. Invadió La India en 1762 e infligió un golpe mortal a los sijs en la batalla de Kup Rahira en el distrito de Ludhiana. Este acontecimiento todavía se recuerda como Ghallughara (gran genocidio). El vencedor asaltó la ciudad de Amritsar a su regreso a Kabul, él mismo hizo volar con pólvora el Sri Harmandar Sahib y lo profanó. Innumerables sijs sacrificaron sus vidas en defensa del santuario.

Amritsar
El Templo de Oro de noche

Después de su partida de la India en 1767, los sijs reconquistaron el Punjab y el Sri Harmandar Sahib, que fue reconstruido posteriormente. El estanque sagrado fue limpiado de las ruinas.

El Maharaja Ranjit Singh (1780-1839) conocido como el León de Punjab, embelleció el templo con trabajos de oro, decoró las parte superior con hojas doradas, la parte inferior con mármol de La India y mosaicos con piedras semipreciosas. El templo fue dirigido por un consejo de sijs y el Maharaja era su cabeza gerente.

El consejo funcionó hasta el final del Punjab como estado soberano Sri Harmander Sahib pasó bajo el control de un hombre “Sarbrah” (manager), durante el periodo británico. El Sarbrah, nominado por el Comisionado de Amritsar no administró bien los asuntos del templo. Se practicaron inmoralidades dentro de los recintos de Harmandar, practicas repugnantes a los ojos y principios del sijismo se permitieron abiertamente. Los sijs se ofendieron por dicho comportamiento y el resentimiento creció y creció hasta que finalmente tomó forma el movimiento de Reforma Sijs Gurdwara, todo esto sucedió a principios de los años 20 del siglo pasado.  El Akali Dal se convirtió en la mano dura de la lucha para la reforma de los lugares de culto y fue dirigida contra el control de los santuarios sijs por los Mahants y en contra del imperialismo extranjero.

Amritsar
Gente en el Templo de Oro

En 1984 un grupo de extremistas dirigido por su líder Jarnail Singh Bhindranwale se encerraron en el templo para exigir un estado independiente sij. El templo sufrió grandes daños durante la intervención del ejército.

Extrañamente este templo a resurgido una y otra vez como el ave fénix, su historia de venganzas y sacrificios durante siglos ha hecho de Sri Harmander Sahib un lugar de culto, veneración y sobre todo de disciplina.

Top

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar