You are here
Home > Mis viajes > Asia > La India > Agra – Sikandra

Agra – Sikandra

0469.-FlorDespués de la visita al Taj Mahal almorzamos al hotel The Gateway donde nos alojábamos, teníamos que continuar con nuestra ruta, esta vez nos dirigíamos a Sikandra  a unos 12km al noroeste de Agra, donde se encuentra la tumba de Akbar el Grande, una gran obra de la arquitectura mogol. El mismo comenzó su construcción en torno a 1600, tras su muerte en 1605 su hijo Jahangir finalizó dicha construcción 1605-1613. Akbar fue uno de los emperadores más grande de la historia de la India. Durante el reinado de Aurangzeb Alamgir la tumba fue saqueada por rebeldes jats llevándose el oro, plata, joyas y alfombras y los huesos de Akbar fueron quemados. Rodeada por extensos jardines donde los ciervos y monos deambulan a sus anchas (como siempre cuidado con los monos), pero la puerta principal es una preciosa estructura simétrica de arenisca roja con mosaico policromado de mármol blanco, pizarra y piedras de colores. Una visita que recomiendo a toda el persona que vaya a Agra.

Seguidamente fuimos a unos de los centros que hay de Madre Teresa de Calcuta en la India. Esta visita no te deja indiferente, pero en el fondo pienso que los que están dentro son verdaderos afortunados después de lo que ves en las calles, eso no quita que se te parta el alma cuando ves a niños en sus cunas sabiendo que han sido abandonados, como los que padecen alguna trastorno mental, etc. Una gran labor que continúan haciendo las monjas.

Desde mi punto de vista la ciudad de Agra es una ciudad caótica, sucia y poco atractiva, pero de obligada visita principalmente por el Taj Mahal, pero quiero hacer hincapié que tiene muchos monumentos de gran belleza en sus alrededores, una verdadera pena que solamente se le dedique un día como mucho.

Tuvimos la tarde libre, Carmen, Alberto y yo nos fuimos a dar un paseo. Caminar se hacía duro ya que las aceras estaban destrozadas, suciedad a derecha e izquierda, no olvidaré la imagen de unas máquinas limpiando una acequia y sacaban de todo lo que te puedas imaginar del agua, hasta animales muertos.

La decisión fue tomar un tuk-tuk para ver un mercado que se encontraba a unos 2 kms del hotel, nos hubiese encantado caminar pero se hacía insufrible con el tráfico la poca iluminación y el estado de sus calles. Tuvimos que regatear ya que es bien conocido que siempre intentan engañar al turista. Le dijimos claramente que solo queríamos ir (one way) que no sabíamos cuando volveríamos. No sé el tiempo que estuvimos paseando por el mercado pero me imagino que una hora y media. El conductor no nos dejó ni a sol ni a sombra, nos estuvo siguiendo todo el tiempo y cada vez que se acercaba otro conductor se encrespaba con él, no permitía que nadie se acercase a nosotros. Alberto que ni siquiera se había fijado en nuestro chofer, nos preguntó que quien era ese hombre que estaba todo el tiempo siguiéndonos. Estábamos un poco cansados del acoso hacía el turista y hasta ahora Jaipur y Agra estaban batiendo records.

0513.-Centro-madre-Teresa-de-Calcuta
Madre Teresa de Calcuta

El regreso al hotel tuvimos que hacerlo con el mismo conductor, porque teníamos claro que no íbamos a poder coger otro tuk-tuk. Estábamos contentos por poder quitárnoslo de encima pero una pena que por el acoso no te dejen disfrutar realmente de sus ciudades.

Era el último día que estaríamos con nuestro guía, en Agra terminaba con nosotros y en el fondo un poco o bastante contentos, había tenido algunos comentarios fuera de lugar y  se notaba claramente que era muy amable con quien compraba en las tiendas donde el te llevaba.

Top

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar