You are here
Home > Mis viajes > Asia > Bhután > 108 Chortens, Bhutan

108 Chortens, Bhutan

Paso Dochu La
108 Chortens

Hoy nos poníamos rumbo al este, cuatro años soñando con ello y el sueño estaba a punto de realizarse. El día amaneció soleado, cosa que me alegró mucho. Hicimos una primera y corta parada a 5km al sur de Thimphu, tenía delante al Simtokha Dzong oficialmente conocido como Sangak Zabdhon Phodrang (Palacio del profundo significado de los mantras secretos). Fue construido en 1629 por Zhabdrung Ngawang Namgyal. Se dice que fue el primer dzong que se construyó en Bhutan, de hecho había un dzong ya en 1153 pero este fue el primero que construyó Zhabdrung y el que incorporó la vida monástica y administrativa juntas.

Nos pusimos en marcha rápidamente porque lo que si fue una sorpresa es que toda la carretera de montaña que teníamos por delante estaba en obras, es decir todo el país de un extremo al otro. Al principio se llevaba bien y hasta me parecía divertido pero hubo momentos que creían que tendrían que reconstruirme, en algún bache pensé que un hueso se me partiría. Menuda obra estaban llevando a cabo.

Comenzamos a ascender pues dentro de poco llegaríamos al Paso de Dochu La, 3140 m de altitud y es parada obligatoria para poder ver parte de la cordillera del Himalaya y los 108 Chortens.

Cuando llegamos las nubes comenzaron a cubrirlo todo y en pocos segundos los 108 chortens quedaron envueltos en una niebla, lo que le daba un aire de misterio. Hubiese deseado contemplar el Himalaya pero disfruté perdiéndome entre las nubles y los templos.

Los 108 chortens fueron construidos por la reina madre Ashi Dorji Wangmo en el año 2003 para honrar a los soldados que habían muerto en la lucha contra los rebeldes indios. El cuarto rey, Jigme Singye Wangchuck dirigió un ejército de 7000 soldados para forzar a los rebeldes a salir del país. Aunque los butaneses quisieron conmemorarlo a la victoria obtenida, el mismo rey lo rechazó y se utiliza para conmemorar a los soldados caídos en la batalla. El 13 de diciembre se celebra el festival de Dochu La .

Al poco tiempo tuvimos la primera parada y espera debido a las obras, camiones y coches parados en la carretera porque maquinaría pesada estaban retirando piedras del camino, tiempo que aproveche para bajarme inmediatamente del vehículo y hacer algunas fotos. Mujeres aprovechan cualquier espacio libre para montar una rudimentaria tienda y vender sus productos, tanto a los trabajadores como a los viajeros. Esta vez tuvimos suerte, no tuvimos que esperar mucho. El trabajo duro, como picar piedra, acarrear piedra, hacer andamios con bambú, etc, lo hacen los indios, tanto hombre como mujeres y en condiciones muy primitivas y duras, viven en chozas o casas construidas de forma precaria cerca de la obra donde trabajan y en muchas ocasiones ves a los niños o bebés sentados o jugando en la ladera de la montaña mientras sus padres trabajan, madres que paran su tarea para amamantar a sus criaturas y no hablemos del frio que pueden pasar a alturas de 3000 y 4000 m.

Por fin llegamos al Hotel Lobesa, donde paramos para almorzar. Los paisajes desde el hotel son  campos de arroz en el valle de Metshina, el pueblo de

Ruedas de oración, 108 Chortens
Ruedas de oración

Sobsakha y al fondo el templo Chimi Lkakhang ( 20 minutos de caminata a través de los campos de arroz). Este templo fue construido en 1499 por el primo del Lama Drukpa Kunley, Ngawang Choegyel. Tiene una estatua central del lama y su perro Sachi y del Zhabdrung, Sakyamuni y Chenresig. Al hacer una pequeña ofrenda, la gente será recompensada con una bendición del falo, huesos y arco del lama. Mujeres rezan a la diosa de la fertilidad y luego seleccionan el nombre de sus futuros hijos en una colección de trozos de bambú.

 

Top